Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Nobel Producciones prepara una demanda judicial contra TVE por incumplir los acuerdos de emisión de una serie retirada por Pablo Carrasco

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La productora asturiana Nobel pretende elevar una demanda judicial contra TVE por el incumplimiento de un acuerdo por el que se comprometía a emitir por La Primera y en horario de máxima audiencia, la serie documental “España, entre el cielo y la tierra”.

La productora asturiana Nobel pretende elevar una demanda judicial contra TVE por el incumplimiento de un acuerdo por el que se comprometía a emitir por La Primera y en horario de máxima audiencia, la serie documental “España, entre el cielo y la tierra”. Nobel Producciones es una factoría asturiana que, el 26 de marzo de 2004, llegó a un acuerdo con TVE para coproducir “Entre el cielo y la tierra”, una serie documental de 26 capítulos que recorre la geografía española desde el aire. El formato es similar al testado con éxito en Telemadrid, “Madrid desde el aire”. Según han declarado a El Confidencial Digital fuentes de la productora, los directivos de TVE se comprometieron verbalmente a emitir el formato en “prime time”, aunque desde el Ente Público se comunicó a Nobel que la política interna de RTVE no permitía recoger en el contrato este punto como un compromiso. La productora se puso manos a la obra y decidió invertir en el producto atendiendo a la calidad que se le demandaba: --Se contrataron los mejores medios técnicos y humanos (helicóptero biturbina con wescam digital, dos equipos de tierra, guiones y músicas originales, etc.), negociando los contratos al alza para no defraudar expectativas. --Se renunció a una de las aportaciones “en especie” de TVE (edición y sonorización, valoradas en 13.500 euros por capítulo), por las dificultades de ejecución en Prado del Rey, corriendo este coste a cargo de Nobel con un proveedor externo, a fin de cumplir plazos y calidades. --El inicio de rodaje se respetó en mayo de 2004, pese al mal tiempo de ese año. Se mantuvieron todos los equipos desplazados durante semanas, con el consiguiente coste, a fin de captar las mejores imágenes en todo momento y no demorar la entrega del trabajo al Ente Público. --Se rodaron 100 horas de helicóptero más de lo previsto (así lo atestiguan los “brutos”, copropiedad de TVE, para demostrarlo) y se dedicaron tres meses más de lo previsto a posproducción. En ambos casos, para conseguir un producto de máxima calidad destinado al “prime time” de La Primera. No se hubieran hecho estos gastos para un horario de menor nivel. --Se repitieron rodajes en casos de insuficiente calidad (por ejemplo, en Córdoba). El material se entregó a los directivos de TVE en diciembre de 2004 y el estreno de los capítulos estaba previsto para la semana siguiente a la emisión de la última entrega de “Memoria de España” y en la misma franja horaria, aprovechando de esta manera el tirón de audiencia de este formato también documental. Pero según afirman fuentes cercanas a la productora afectada, con la llegada de Pablo Carrasco a TVE para ocupar el puesto de director de contenidos cambiaron los planes: Carrasco no estaba dispuesto a emitir en la franja de máxima audiencia una serie documental. Así las cosas, se pospuso el estreno al mes de julio, y se emitieron sólo cuatro capítulos, un domingo a las 20:00 horas. Tras estas cuatro entregas, la emisión se suspendió. Estos cambios de última hora obligaron a suspender la presentación de la serie en Oviedo. Se habían preparado para la ocasión más de 1.000 invitaciones impresas, estaba confirmada la asistencia de las primeras autoridades de Asturias y el Auditorio Príncipe Felipe había sido reservado, junto a un servicio de “catering”. Del presupuesto total de cada programa -97.653 euros (un precio que demuestra la apuesta de Prado del Rey por un formato de calidad)-, RTVE se comprometía a pagar 55.349 euros. A este precio había que sumar 2.400 euros más de las cintas de grabación, lo que supuso que Nobel aportara 39.904 euros por capítulo, más 13.500 de edición y sonorización que correspondían al Ente, pero que asumió finalmente la productora. En el momento de la firma se acordó fijar el patrocinio de la serie en 48.000 euros por capítulo, de los cuales 27.000 serían para RTVE y 21.000 para Nobel. El Ente público también se negó a que este punto constara en el contrato. Nobel pretendía recuperar el dinero invertido mediante la parte que le correspondía por patrocinios —que no ha podido percibir ya que la emisión se suspendió- y un acuerdo con el periódico El Mundo. Según fuentes de la productora, estaba previsto que el formato se distribuyera en DVD a través del diario de Pedro J. una vez emitida en televisión. Las negociaciones con El Mundo se cancelaron a causa de la suspensión de la serie. La productora asturiana Nobel afirma tener, a día de hoy, unas pérdidas de 53.404 euros por cada uno de los 26 capítulos, lo que arroja un total de 1.388.504 euros, que ahora no tienen posibilidad de recuperar. Por este motivo —explican-, se podrían ver abocados a una demanda judicial como única salida, ya que desde Prado del Rey se niegan a ofrecer respuestas y reciben la callada por respuesta. El Confidencial Digital ha intentado reiteradas veces recabar el parecer oficial de Televisión Española sobre esta cuestión. Finalmente, un portavoz oficial atendió la llamada y recogió la descripción de los hechos descrita. Al momento de cerrar esta edición, aún no se había recibido respuesta.

·Publicidad·
·Publicidad·