Lunes 05/12/2016. Actualizado 14:44h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

El País digital se enfrenta a la OJD por el sistema de medición de audiencias en Internet y opta por los criterios de Nielsen

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Elpais.es no está de acuerdo con el método que utiliza la Oficina para la Justificación de la Difusión (OJD) a la hora de cuantificar las audiencias en Internet. El medio digital de Prisa ha decidido optar por la firma ACNielsen para que mida su tráfico.

Elpais.esno está de acuerdo con el método que utiliza la Oficina para la Justificación de la Difusión (OJD) a la hora de cuantificar las audiencias en Internet. El medio digital de Prisa ha decidido optar por la firma ACNielsen para que mida su tráfico. Desde la edición digital de El País se reconoce la existencia de graves y profundas discrepancias con el órgano de medición más popular de nuestro país. Se habla concretamente de desacuerdos en algunos sistemas que, según el portal de Prisa.com, perjudican claramente a su medio o al de otros portales del grupo. En primer lugar, argumentan —y ésta es la discrepancia más notable-, la OJD no tiene un sistema para medir los suscriptores de Elpais.es. Hay que recordar que una parte del diario digital es de pago. La OJD explica en este caso que para cuantificar el número de usuarios suscritos de un medio digital es necesario que ese medio se dé de alta en el control habitual. Es decir, para medir suscriptores, la OJD también necesita cuantificar el número de usuarios que acceden al medio. Por otro lado, desde Prisa.com se razona que, en el caso de una retransmisión deportiva, la medición que efectúa la compañía auditora favorece a quien esté siguiendo la crónica “en vivo” del evento frente a quien la está escuchando a través de la red. En otras palabras: cuando un usuario accede a una crónica deportiva escrita, cada vez que se “refresca” la página con alguna jugada destacada, la medición vuelve a contabilizar el número de visitantes conectados en el momento de esa actualización. Por el contrario, un usuario que escuche una retransmisión deportiva en formato audio, solo es cuantificado en el momento en que accede a ese enlace. Otra cuestión en la que discrepan Elpais.es y la OJD es en la utilización de la tecnología proxy-caché. Se trata de almacenes de memoria que guardan los sitios web que visitan los usuarios, en forma tal que, si se accede de nuevo a una página, no se pierda tiempo (ni ancho de banda) al tener que solicitar la información que reclama el internauta al servidor donde está. Elpais.es sostiene que la Oficina para la Justificación de la Difusión solo cuantifica los accesos a los servidores y no las veces que se reclama la información vía “proxy-caché”. La OJD, en cambio, responde que a día de hoy cuantifica ambos: “proxy-caché” y servidores. Por último, desde el portal de la edición digital de El País se razona que ningún país europeo, ni siquiera Estados Unidos, utiliza un sistema de evaluación de audiencias como el de la OJD. El órgano auditor replica, sin embargo, que en el Reino Unido, Alemania, Suiza y Austria existen instituciones que miden el número de accesos tal y como ellos hacen en España. Además, se defienden, “estamos contribuyendo a crear un estándar europeo”. Por todo lo anterior, Elpais.es ha optado por la empresa foránea ACNielsen para la cuantificación y estratificación de su audiencia. Expertos en la materia han advertido reiteradas veces sobre las carencias del sistema de cálculo en el que se basa Nielsen. Estos profesionales censuran principalmente que esta compañía utilice un “panel de hogares” que computa, únicamente, los usuarios que acceden a la red desde sus casas, dejando a un lado los internautas que acceden desde, por ejemplo, sus puestos de trabajo.