Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Las emisoras de los jesuitas en el País Vasco, Radio Popular (Herri Irratia)-Loyola Media, pueden acabar en manos de Onda Vasca, la cadena de mayoría nacionalista

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El futuro de la emisora Radio Popular (Herri Irratia)-Loyola Media, implantada en varios puntos del País Vasco y bajo el control ideológico y económico de los jesuitas, puede acabar en manos de otro medio radiofónico como es Onda Vasca, empresa con capital aportado mayoritariamente desde el PNV y marcada políticamente por el nacionalismo.

Radio Popular de Loyola (ver noticia) se desgajó de la cadena COPE hace una docena de años, estaba consolidada en Guipúzcoa pero recientemente inició una etapa de expansión desafortunada por Euskadi, con creación de emisoras en Vitoria, Bilbao, Éibar y Durango, zonas dominadas por otras emisoras, que ha conducido a una situación de pérdidas.

Los gestores pensaron que el grupo periodístico Noticias, controlado por personas del PNV, se podía hacer cargo de la emisora pero al final se inclinaron por comprar Onda Vasca.

Herri Irratia se ha ofrecido a casi todas las cadenas, generalistas o privadas, sin éxito por el momento. En su día, lo planteó a Punto Radio (Vocento) en Euskadi, pero la propuesta no se atendió cuando Fernando Berridi (hoy director general de ABC) era el máximo responsable de El Diario Vasco, el periódico de San Sebastián.

Según se cuenta a El Confidencial Digital, la emisora de los jesuitas se ha ofrecido, de forma un tanto suplicante, a Onda Vasca: podría ser quien se hiciera con la propiedad, aunque por ahora sólo escucha y no decide, pero tampoco lo descarta definitivamente.

A favor del interés de Onda Vasca está el hecho de que Herri Irratia tiene muchos 'postes' (centros emisores) en el País Vasco, en poblaciones tan importantes como San Sebastián, Bilbao, Vitoria o Éibar, algo que le falta a la posible cadena compradora, que emite en la frecuencia FM 95.6 y que se escucha con dificultad en Euskadi, donde existen zonas en las que no existe ninguna cobertura.

Los jesuitas no quieren saber más de más pérdidas y quieren vender cuanto antes y como sea, aunque dentro de un orden: se busca no acumular más pérdidas (que han alcanzado un alto nivel) e intentar de resarcirse de la actual situación económica.

Uno de los puntos que más han echado atrás a los posibles compradores es el coste del finiquito del personal ahora adscrito a la emisora, que se estima en unos 600.000 euros.

Otro hecho que juega en contra de Herri Irratia es que su director, Alex Aranzábal, haya dejado el barco en plena deriva: abandonó la emisora en el peor momento y lleva unos meses trabajando como director comercial de EITB, ente que dirige el periodista donostiarra Alberto Surio, hasta entonces corresponsal político de El Diario Vasco. Aranzábal fue precisamente la persona que apostó por la expansión de Herri Irratia, con el negativo resultado indicado.

Radio Popular-Herri Irratia tiene también vinculaciones con el obispado de San Sebastián, y se da la circunstancia de que el nuevo obispo José Ignacio Munilla, interviene habitualmente en la emisora Radio María.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·