Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Prisa teme la pérdida del suministro exclusivo de contenidos a la TV Canaria porque los intereses de la familia Polanco quedarán desprotegidos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La productora de Pedro J. Ramírez está a punto de hacerse con la exclusiva de producción de contenidos audiovisuales para la televisión autonómica canaria. Un contrato que, durante los últimos años ha pertenecido a Sogecable. Esta pérdida puede perjudicar en los negocios de la familia Polanco en las Islas.

El temor en algunos despachos de Prisa es palmario. El cambio de Gobierno en el Archipiélago canario, con una alianza entre Coalición Canaria y Partido Popular, está a punto de dejarles fuera, tras nueve años de servicio ininterrumpido. Como ya desvelara días atrás ECD -véalo aquí-, ese contrato va a pasar muy probablemente a manos de El Mundo TV, la productora que dirige Melchor Miralles.

El análisis que se realiza en la zona noble del Grupo Prisa es que este hecho supondría una amenaza para los intereses empresariales de la familia Polanco en Canarias, que quedarían ahora mucho más expuestos.

Hay que recordar que la familia Polanco es propietaria de dos hoteles en Canarias: el Jardín Tropical, de cuatro estrellas, y el Hotel Abama. Ignacio Polanco Moreno, actual presidente de Prisa e hijo del fallecido Jesús de Polanco, es el dueño de ambos establecimientos a través de Tropical Turística Canaria SL, una filial del Grupo Timón.

El Hotel Abama es un recinto de cinco estrellas / Gran Lujo situado en el municipio tinerfeño de Guía de Osora. Se trata de un fastuoso complejo turístico de 160 hectáreas y que dispone de 228 habitaciones y 72 suites. Cuenta, además, con varias villas de 82 habitaciones y 38 suites donde se pueden alojar sus clientes. Tiene nueve restaurantes, así como un centro de belleza y spa de 2.500 metros cuadrados. Asimismo, dispone de un campo de golf de 6.271 metros, siete pistas de tenis, cuatro de pádel y la posibilidad de realizar conferencias y reuniones.

Unas instalaciones que, por cierto, no se han visto exentas de polémica. Durante su construcción, los responsables entraron en la finca contigua para construir un carril de aceleración en la salida del hotel. El propietario de los terrenos invadidos denunció al hotel y una resolución judicial declaró irregulares esas obras.

Por otra parte, también hace unos meses, las imágenes de un padre, acusado de malos tratos, introduciendo a sus dos hijas por la fuerza en un coche dieron la vuelta por toda España. Según se desveló en estas páginas –acceda a la información pinchando aquí- ((LINK 2)) ese hombre resultó ser el jefe de Recursos Humanos del hotel propiedad de los Polanco. Los abogados de la madre se quejaron de que ni El País, ni la Cadena SER dieran apenas cobertura al suceso.

·Publicidad·
·Publicidad·