Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Santi Botello ficha al director de programas de Boomerang y, dos meses después, se desvela el interés de Telecinco por darle “Salsa Rosa”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ha sido un fichaje discreto pero constituye un movimiento de gran relevancia en el sector. La productora de Santiago Botello, Mandarina, fichó en mayo al director de programas de Boomerang TV, Raúl García. Hace unos días, se ha conocido el interés de Telecinco por traspasarle a la factoría de Botello el espacio “Salsa rosa” que todavía produce Boomerang.

El pasado viernes, el diario La Razón reveló las intenciones de Telecinco de arrebatar a Boomerang TV la producción de uno de sus productos estrella, “Salsa Rosa”, cuyo contrato finaliza el próximo día 31. Según las fuentes que manejaba el periódico, el formato del corazón pasaría a ser producido por Mandarina, la productora creada por Santiago Botello que trabaja desde hace meses para Paolo Vasile de manera externa.   Según informaciones recogidas por El Confidencial Digital, el pasado 7 de mayo se materializó la llegada a la factoría de Botello de un “peso pesado” de Boomerang, Raúl García. Se trata de un fichaje que cobra especial interés ahora y a la luz de las intenciones de los directivos de Telecinco.   Los datos recabados por ECD confirman que Raúl García decidió desvincularse de Boomerang TV y fichar por Mandarina tras recibir una oferta para incorporarse a la productora de Botello como socio y no como un simple directivo asalariado.   Este confidencial ha podido confirmar otro dato relevante. La productora Mandarina ha firmado un contrato de trabajo en exclusiva para Telecinco que se extiende hasta el año 2010. Esta contraprestación va en la línea emprendida por Paolo Vasile y su equipo, tras la irrupción de La Sexta como un “pool” de productoras, de fidelizar el talento y controlar sus productos de manera muy cercana.