Viernes 02/12/2016. Actualizado 17:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Telecinco y Atlas preparan otra edición de TNT para los viernes: las ‘historias fuertes’ de Santiago Botello tendrán que esperar

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La cadena de Paolo Vasile ha decidido cubrir el hueco de su “late night” de los viernes con una segunda edición de TNT, programa que ya emite los lunes. El programa lo produce Atlas. La factoría de Santiago Botello, El Cohete, trabajaba en una línea noche con material ‘fuerte’ que ha quedado suspendida.

Hasta ahora, Telecinco ha ido cubriendo las noches de los viernes con reposiciones de “Diario de…”. El viernes pasado la cadena de Fuencarral ofreció, a partir de las 00:45 horas, de manera extraordinaria, la gala de “Mister España 2006”. Pero, siete días antes, a las 01:15 horas programó “Diario de... Una banda callejera”, que obtuvo un 20,1% de share, con 914.200 telespectadores.   Sin embargo, esas emisiones se acaban. Por eso, los directivos de la cadena han barajado diversas opciones de cara a relanzar esta franja. Según informaciones recogidas por El Confidencial Digital, la productora que ha puesto en marcha Santiago Botello, El Cohete, ha estado trabajando en una línea noche con reportajes, que se adaptaba perfectamente a las expectativas de Telecinco.   Ese formato se iba a alimentar de las historias sobrantes que “El buscador” (programa que ya se emite los domingos) no estaba en condiciones de ofrecer. Se trataba de relatos “fuertes”, basado en temáticas más propias de un público adulto: drogas, prostitución, etc.   Según los datos recogidos por este confidencial, ese proyecto está en estos momentos congelado pues, como decimos, Telecinco ha decidido desdoblar TNT. La productora Atlas logra así algo más de trabajo aunque los costes van a ser bastante reducidos: el plató ya está pagado y el equipo de profesionales no es tan amplio como el que sería imprescindible para un formato que partiera de cero.