Lunes 05/12/2016. Actualizado 14:44h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

La comida VIP entre Pedro J. Ramírez, Melchor Miralles y Luis Fernández para facilitar la llegada a RTVE del periodista que José María Aznar se cargó

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El nuevo presidente de la Corporación RTVE resultó elegido tras el apoyo unánime de las principales fuerzas políticas del arco parlamentario. El hecho causó cierta sorpresa pues el propio Luis Fernández, el elegido, se ha definido personalmente como un hombre ‘independiente pero no neutral’. La comida reservada que se describe en estas páginas ofrece alguna clave sobre el caso.

Desde el primer momento, llamó la atención el consenso logrado entre el PP y el PSOE para la elección de Luis Fernández. Como ya se publicó en estas páginas en un detallado informe, la biografía profesional de Fernández no es plana.

Por lo pronto, su ‘especialidad’ no son los contenidos sino los Servicios Informativos. Su trabajo al frente de la dirección de los noticiarios de la Cadena SER, de Canal Plus y de Telecinco le ha hecho merecedor del acreditado prestigio de que goza en el sector. Sin embargo, también este apartado de su currículum ofrece un dato relevante: en el año 2000, Luis Fernández tuvo que abandonar la cadena de Mediaset por presiones del Gobierno de José María Aznar, quejoso por el tono beligerante y tendencioso de la línea editorial de sus informativos. Lo dicho: independiente pero no neutral.

¿Cómo es posible entonces que el PP votara a su favor el pasado mes de noviembre y accediera a que fuera nombrado presidente de RTVE? Algunos analistas han subrayado lo obvio: el partido de Mariano Rajoy salió muy beneficiado en número de consejeros gracias a la negociación de Eduardo Zaplana. Sin embargo, parece que existe alguna explicación más sobre este movimiento.

Según informaciones recabadas por El Confidencial Digital, varias semanas antes de que se conociera el nombre del nuevo ejecutivo de RTVE, tuvo lugar una importante comida en un restaurante VIP de Madrid, situado muy cerca de la sede del diario El Mundo y cuya especialidad es la comida mediterránea y los arroces.

En este almuerzo estuvieron presentes el propio Luis Fernández, su amigo Melchor Miralles –con el que comparte una gran afición por el Real Madrid- y Pedro J. Ramírez. Las fuentes consultadas aseguran que en esa comida se habló, entre otras cosas, de la importancia de que el director del periódico de la calle Pradillo mediara ante su amigo Eduardo Zaplana y lograra el citado consenso.

Los hechos posteriores confirman la eficacia del convite… y de los persuasivos argumentos empleados por los comensales.