Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Vocento y ONO se interesan por una segunda edición de “Tómbola” pero no ponen sobre la mesa el dinero necesario

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Todo parecía indicar que el histórico formato del corazón había pasado a mejor vida cuando resulta que no es así. Según ha sabido ECD, el Grupo Vocento y el canal de cable ONO han intentado “rescatar” el formato, de momento de manera infructuosa. Canal Nou está dispuesta a ceder sus derechos pero no la productora.

Todo parecía indicar que el histórico formato del corazón había pasado a mejor vida cuando resulta que no es así. Según ha sabido ECD, el Grupo Vocento y el canal de cable ONO han intentado “rescatar” el formato, de momento de manera infructuosa. Canal Nou está dispuesta a ceder sus derechos pero no la productora. “Tómbola” dejó de emitirse el pasado año en Canal Nou, tras siete años de ediciones con grandes resultados de audiencia. El formato parecía agotado en su última temporada y sus creadores decidieron la “jubilación” del mismo. No obstante, dos grandes plataformas irrumpieron en escena. Tanto el Grupo Vocento como el servicio de cable ONO mostraron interés en continuar emitiendo el programa y así lo manifestaron a sus propietarios: Canal Nou y Producciones 52, que se dividen a partes iguales los derechos del formato. Los vascos estaban dispuestos a emitirlo en sus cadenas locales y ONO quería ofrecerlo a los usuarios de su canal. La televisión autonómica valenciana dio su visto bueno, el propio presentador de “Tómbola”, Ximo Rovira, mostró una buena disposición. Las pegas surgieron con Producciones 52 que considera agotada la fórmula y exigía para su renovación más dinero del ofrecido por Vocento y ONO. Así que, de momento, nada de nada. La segunda edición de “Tómbola”, que iba a ser producida en Madrid según las primeras conversaciones, sigue en punto muerto. Al menos, por ahora.

·Publicidad·
·Publicidad·