Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Los consejeros de RTVE temen las consecuencias de su nuevo estatus: ahora pueden responder de la gestión del Ente con penas de cárcel o multas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La puesta en marcha de la nueva Corporación de RTVE ha dado vida a nuevas responsabilidades por parte de sus directivos. Ahora los consejeros de la nueva sociedad mercantil están sujetos a la legislación reguladora de las sociedades anónimas. De hecho han manifestado un cierto temor por las consecuencias que podría tener para ellos una mala gestión.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, los consejeros de RTVE andan un poco asustados por la puesta en marcha de la nueva Corporación. Ahora, comentan, sus decisiones también pueden tener consecuencias drásticas en sus vidas. Y es que, desde el pasado 1 de enero, una mala gestión de los miembros del Consejo de Administración de RTVE puede implicarles multas y penas de cárcel.

La Ley 17/2006 dio vida a la Corporación RTVE, una sociedad mercantil estatal con autonomía propia y que, en lo esencial, está sujeta a la legislación reguladora de las sociedades anónimas y cuyo capital social es íntegramente estatal. La Corporación dispone de dos sociedades filiales mercantiles encargadas de la prestación directa del servicio público: la Sociedad Mercantil Estatal Televisión Española, en el ámbito de los servicios de televisión, conexos e interactivos; y la Sociedad Mercantil Estatal Radio Nacional de España, en el ámbito de los servicios de radio, conexos e interactivos.

Efectivamente, según el artículo 15.1 de la Ley de la nueva Corporación, los miembros del Consejo de Administración están sujetos al régimen de responsabilidad “establecido en la legislación mercantil para los administradores”. Y el artículo 133 de la Ley de Sociedades Anónimas establece que “los administradores responderán frente a la sociedad, frente a los accionistas y frente a los acreedores sociales del daño que causen por actos contrarios a la Ley o a los estatutos o por los realizados sin la diligencia con la que deben desempeñar el cargo”.

Los doce consejeros están sujetos a reglas especiales de responsabilidad entre las que está comprendida “la posibilidad del cese del Consejo en caso de gestión económica gravemente perjudicial para la Corporación”. Sin embargo, como decimos, lo que más asusta en la posibilidad de ser penado con la cárcel y multas importantes.

·Publicidad·
·Publicidad·