Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

El nuevo director de ‘elmundo.es’ deberá impulsar el proyecto para conquistar el mercado de habla hispana de EEUU y Latinoamérica

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Se multiplican los comentarios sobre los verdaderos motivos del relevo del director de la edición digital de El Mundo. Por lo pronto, el sucesor de Gumersindo Lafuente deberá afrontar el proyecto más ambicioso de Unedisa: “la conquista de América”. Los italianos están muy interesados.

Gumersindo Lafuente ha sido relevado como director de ‘elmundo.es’. A falta de una explicación oficial sobre la salida del hombre que ha convertido a la página web del segundo periódico español en líder mundial de la prensa digital de habla hispana, las versiones que circulan por los mentideros son múltiples.   Una de las más atendibles asegura que Pedro J. Ramírez habría decidido reconducir la línea informativa del portal y crear sinergias con la edición de papel a la hora de enfocar y priorizar sus contenidos. Lafuente ha logrado convertir al diario digital de Unedisa en un referente informativo mundial –permanentemente actualizado, navegable, útil, cercano, imprescindible para el día a día informativo- pero muy alejado de los temas editoriales de la cabecera que dirige. Eso se habría acabado.   Sea de ello lo que fuere, el nuevo director de ‘elmundo.es’ va a tener que afrontar otro reto ambicioso y de gran alcance: el salto al mercado de habla hispana de EEUU y Latinoamérica, un proyecto que, como ya se anunció hace algunos meses en este confidencial, interesa mucho al Grupo Unedisa.   En estos momentos, hay dos directivos de la casa trabajando directamente en el tema. Se trata de Giorgio Valerio, responsable general del área online de RCS Mediagroup, y de Jaime Gutiérrez Colomer, director gerente del área de Nuevos Medios. En este plan los socios de Rizzoli Corriere della Sera están teniendo mucho que decir: tienen una gran vocación expansiva, enormes deseos de seguir creciendo y, lo que es más importante, gran liquidez.   Según informaciones recogidas por El Confidencial Digital en el equipo que trabaja en el nuevo proyecto, la situación es, en estos momentos, de análisis y estudio. “Nos encontramos en una fase preliminar, de investigación, y vamos teniendo algunas cosas claras”.   Se enumeran a continuación, algunas de las conclusiones a las que se ha llegado:   --Latinoamérica no es un mercado es la suma de un conjunto de mercados. Las singularidades que se dan en los distintos mercados latinos impiden afrontar un proyecto global latinoamericano, un único portal de Internet. Eso jamás funcionaría para un medio de comunicación. Otra cosa es lo que sucede con la explotación de un producto “comodity”, como el petróleo o la electricidad, mercancías que permiten atender a los mercados con la misma organización y un mismo producto. La información no se puede tratar igual.   --Ahora se están analizando y observando esos mercados tan diferentes. Panamá no tiene nada que ver con Chile, ni Chile con Colombia, ni Venezuela con Uruguay. Hay muchas diferencias entre ellos. Otra tentación es pensar que Miami es la solución a todos los problemas de los inversores españoles, porque allí están condensadas las oportunidades. Eso es otro error.   --No se puede atacar ese mercado indiscriminadamente: lo primero es entender aquellos mercados. Después, diseñar una estrategia. Hay dos posibilidades: ir desde aquí o buscar allí oportunidades. Ir desde aquí es complicado. Un producto para Perú hay que hacerlo con peruanos. Mantener la marca ‘elmundo.es’ como cabecera única para una red de portales nacionales, tampoco está claro.   --No hay prisas. El ejemplo de Terra está permanentemente en el punto de mira del equipo que trabaja en el proyecto. Terra fue la primera plataforma en lanzarse a crear un producto global y se equivocó por no acertar en el enfoque. No se quiere correr.

·Publicidad·
·Publicidad·