Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Algunas explicaciones a la crisis de la ficción televisiva: “Fuera de control” vagó durante años hasta que Caffarel aceptó la serie de Globomedia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“Tirando a dar” es la última serie de ficción estrenada por Telecinco que, si nada lo remedia, tendrá también una efímera existencia. “Con dos tacones” o “Fuera de control” (TVE) son otros ejemplos de formatos con problemas de audiencia. La historia de esta última, producida por la factoría de Emilio Aragón y José Miguel Contreras, tiene su interés.

La serie producida por Globomedia, y que TVE decidió retirar de su programación a finales del pasado mes de marzo, fue aceptada por el Ente Público tras haber circulado por las mesas de los directivos de varias cadenas nacionales.   Según ha podido saber El Confidencial Digital, la directora general de RTVE, Carmen Caffarel pidió una serie de ficción al entonces consejero delegado del Grupo Árbol, José Miguel Contreras. La máxima responsable de RTVE buscaba un producto de garantías producido por la empresa que ha dado vida a productos de tanto éxito como “Médico de familia”, “Periodistas”, “7 vidas” o “Los Serrano”.   Tras esta petición, Globomedia le presentó a Caffarel “Fuera de control”, una serie que había estado rodando por alguna otra cadena y que no había tenido muy buena acogida. La factoría tenía ya grabados los 13 capítulos de la primera temporada y esto provocó el primer contratiempo. El arranque de la serie no agradó a los directivos de Prado del Rey y Globo tuvo que repetir algunas secuencias del primer capítulo de la misma.   Esto supuso no pocos problemas para los productores, por las dificultades que entrañaba reunir nuevamente, después de tanto tiempo, a los actores de la serie para grabar esas secuencias de la discordia. Los decorados también fueron un problema pues alguien había decidido destruirlos o reutilizarlos, pensando quizá en que el producto no tendría largo recorrido.   Según explican los responsables de Globomedia, volver a grabar partes de las series por petición expresa de las cadenas es un procedimiento habitual en el sector.   Finalmente, la comedia protagonizada por Loles León y Amparo Larrañaga vio la luz y en las ocho entregas que se emitieron cosechó una audiencia media de un 15,7 por ciento de cuota de pantalla y 2.702.000 espectadores. Quedaron sin emitir cinco capítulos.