Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Las oposiciones de TVE y RNE para rejuvenecer sus plantillas con 1.000 nuevos profesionales se convocarán en seis meses

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Una vez aprobado el ERE en el ente público quedarán vacantes alrededor de 1.000 puestos de trabajo que habrá que cubrir con unas oposiciones. Será Administraciones Públicas quien incluya las convocatorias en la oferta pública de empleo para el próximo año.

Todavía no se ha llegado a ningún acuerdo, pero ya circula entre los trabajadores de Televisión Española y Radio Nacional de España la necesidad de convocar unas oposiciones que cubran el hueco de unos 1.000 puestos de trabajo que habrá entre la plantilla que debe tener el medio y el número de despidos acordado en el expediente de regulación de empleo.

El ERE recientemente aprobado prevé que entre el 2007 y el 2008 irán a la calle, entre prejubilaciones y otras fórmulas un máximo de 4.150 empleados. La plantilla prevista para la Corporación RTVE es de 5.900 trabajadores y hasta 500 temporales. El desfase entre ambas cifras es lo que se contempla como necesario para solicitar la convocatoria de unas oposiciones.

La primera de estas convocatorias, según fuentes del Ente consultadas por El Confidencial Digital, tendría lugar a mediados del próximo año, dentro de unos seis meses y tanto el número de plazas ofertadas como el de categorías iría en función de los trabajadores que en ese momento hayan abandonado ya su puesto de trabajo.

Ahora mismo se maneja la idea de que habría que ofertar todo tipo de categorías y funciones a nivel estatal. La segunda convocatoria tendría lugar también en función de las necesidades tanto de Televisión Española como de Radio Nacional de España y la propia Corporación (Centro Corporativo y Servicios Compartidos).

Estas oposiciones persiguen un doble objetivo: por un lado rejuvenecer la plantilla; se prejubilan empleados con poca experiencia en las nuevas tecnologías y se soluciona el problema de la temporalidad en los puestos de trabajo. Y por otro, la empresa ahorra costes puesto que el salario de esos empleados veteranos poco tiene que ver con el que van a recibir los nuevos trabajadores.

Los sindicatos y la dirección de RTVE están enfrascados estos días también en las negociaciones para conseguir que alrededor de 800 trabajadores con contrato temporal pasen a ser fijos. Se hará de forma automática con los que cumplan unos requisitos determinados, pero en el resto habrá que negociarlos casi caso por caso.