Miércoles 07/12/2016. Actualizado 10:10h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Una periodista ‘freelance’ abre una consulta en su blog para recoger anónimamente las quejas de los redactores y no obtiene respuesta

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Desde que Elisabeth colgó en su blog un post revelando su deseo de sacar a la luz los sinsabores de la profesión, nadie ha respondido. Lo más significativo, dice la interesada, es que las respuestas pueden ser anónimas.

“Hola a todos los periodistas. Ha llegado vuestra oportunidad de quejaros y denunciar. Estoy haciendo un reportaje en profundidad para hacer un análisis de la situación en la que se encuentra la profesión periodística. Para ello, os agradecería que me contarais esas anécdotas y prácticas degradantes, alucinantes, increíbles y, en definitiva, denunciables que os han sucedido en algún medio de comunicación a lo largo de vuestra carrera”.

Así empieza el blog de Elisabeth G. Iborra, una periodista que, después de trabajar para diversos medios de comunicación, se hizo freelance para evitar que la “obligaran a firmar” artículos que no se correspondían con la realidad. 

Ahora intenta recopilar en su blog los abusos laborales y económicos, injusticias varias, como manipulaciones, censura, mentiras, o situaciones escandalosas de los compañeros. “Estoy segura que hay para escribir una enciclopedia”, comenta a El Confidencial Digital. De momento, la respuesta ha sido nula.

“Ya es significativo que pida a la gente que envíe los comentarios anónimos. Ahora ya sé por qué a los periodistas nos va tan mal: Ni siquiera cuando nos ponen en bandeja la posibilidad de protestar anónimamente nos mojamos un poquito”, advierte.

Si consigue su objetivo, lo publicará en la revista Capcalera del Colegio de Periodistas de Barcelona. Puede que incluso, al final, el material le llegue para escribir un libro. “Sería bueno porque creo que la gente no está informada y desconoce que trabajamos en una situación precaria”.

También ha lanzado una pregunta: ¿por qué creéis que el periodismo ha perdido tanta calidad y, además, está tan desprestigiado socialmente? Quizá porque los periodistas no hablan podría responder alguien.