Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Las productoras TV les “leen la cartilla” a los trabajadores de TVE (I): la industria independiente, más barata, creativa y digna de protección

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las grandes productoras de televisión de nuestro país están deseando dar un puñetazo sobre la mesa. La cuestión es que no deben hacerlo abiertamente: mañana deberán seguir viviendo de las grandes cadenas, aquellas a las que querrían dejar claras unas cuantas cosas. El Confidencial Digital ha sondeado a varios directivos del sector televisivo que, con datos en la mano, explican cómo el “caso España Directo” resulta una completa falacia.

Las grandes productoras de televisión de nuestro país están deseando dar un puñetazo sobre la mesa. La cuestión es que no deben hacerlo abiertamente: mañana deberán seguir viviendo de las grandes cadenas, aquellas a las que querrían dejar claras unas cuantas cosas. El Confidencial Digital ha sondeado a varios directivos del sector televisivo que, con datos en la mano, explican cómo el “caso España Directo” resulta una completa falacia.

La directora general de RTVE, Carmen Caffarel, respondió hace unos días a una pregunta formulada en el Congreso de los Diputados sobre el grado de producción propia y ajena en los próximos proyectos de Televisión Española. Caffarel habló de un total de 2.212 horas de emisión, correspondientes a los programas en proceso del año 2005. De ese total, 435 horas serán de producción externa (19,66%), 482 de producción mixta (21,8%) y 1.294 de producción propia (58,25%).

El anuncio de que la productora MediaPro se haría cargo de buena parte de la producción de “España Directo” provocó el enfado de los trabajadores de TVE ante el poco grado de implicación de Prado del Rey en el proyecto, un malestar que ha derivado en “caceroladas”, piquetes y amenazas de huelga. Quieren trabajo y no los duros ajustes de plantilla que se avecinan.

Ante este panorama, muchos productores de televisión están denunciando en privado lo falaz de esta discusión pues la contratación de programas a factorías independientes resulta mucho más rentable que la producción propia; para cualquier cadena. Las productoras salen beneficiadas, claro, pero en primer lugar las emisoras, argumentan.

Estudiando el caso concreto de “España Directo”, los críticos televisivos consultados por ECD coinciden en que la forma de producir que lleva a cabo el Ente es muy costosa y poco rentable. Un importante directivo, buen conocedor del sector, se sirve de un ejemplo para ilustrar esta afirmación: el significativo caso de “Carta de Ajuste”, un formato que presentaban hasta el verano pasado José María Íñigo y Minerva Piquero.

El programa fue producido íntegramente por TVE, con abundantes medios de la casa, con los archivos de video de prado del Rey y contando con un hueco en el preciado horario de “late night”. Pues bien, la apuesta le costó a TVE más dinero de lo que le ha supuesto a Telecinco “Crónicas Marcianas”, por acudir a uno de los programas de más éxito de la parrilla, que soporta nóminas elevadísimas y realizado “llave en mano”. “Carta de Ajuste” cayó de la programación el 11 de agosto de 2004 por sus bajos índices de audiencia.

Los productores llaman la atención sobre otro caso similar que implica ahora al apartado de ficción. Cuando TVE produce internamente este tipo de productos, aparte de fracasar en muchas ocasiones, le salen enormemente caros. Sin embargo, en Prado del Rey no dejan de felicitarse por la compra de “Cuéntame”, un formato por el que Prado del Rey paga a Cartel y Grupo Ganga más de 600.000 €, inversión que cada semana amortiza estupendamente con los GRPs, es decir, con el alto índice de impactos que las marcas publicitarias logran con el público de la serie, y con un “share” del 30% de media durante casi dos horas de prime time.

Atendiendo a estos y otros muchos datos, los directivos de las principales productoras nacionales insisten en repetir: ningún programa es caro o barato, si sólo se mira el precio. Uno debe preguntarse siempre: a) qué producto se ofrece a cambio de ese dinero; b) cuánto pagaría otra cadena por el mismo producto; c) cuánto costaría hacer en “la casa” algo similar; y d) qué éxito tendría.

Este es el modo de razonar de la mayoría de los profesionales que dirigen Globomedia, Gestmusic, Boomerang, Europroducciones, BocaBoca, Martingala o Miramón Mendi.

El máximo directivo de una de estas factorías confirmaba este sentir con dos apuntes finales:

--“TVE no malgasta el dinero que invierte en dos horas de programación en el prime-time para tener audiencia. Si pusieran la carta de ajuste, les costaría bastante más conseguir anuncios”.

--“Es inaudito que todavía haya quien piense que el que trabaja en TVE tiene más derecho a recibir parte de nuestros impuestos que el que trabaja de free-lance. ¿Por qué? En la industria independiente está la creatividad, el vigor, el empuje, la energía y la eficacia televisiva del país y es necesario proteger oficialmente esta industria, como se hace con el cine. ¿Es mejor el iluminador de ‘Torrente’ que el de ‘Los Serrano’? ¿Verdad que no?”.

Mañana. Las productoras TV les “leen la cartilla” a los trabajadores de TVE (y II): el ejemplo de la BBC que subcontrata el 30% de sus programas… y más

·Publicidad·
·Publicidad·