Sábado 01/10/2016. Actualizado 01:32h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Los reality shows de intercambio de vidas y gays cambian la industria televisiva española: ya no se exige el plató

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La industria televisiva nacional acaba de asistir al estreno de dos reality show que, a juicio de algunos analistas consultados por ECD, han supuesto un giro sin precedentes en la producción de este tipo de formatos. Se abre la veda al vídeo.

La industria televisiva nacional acaba de asistir al estreno de dos reality show que, a juicio de algunos analistas consultados por ECD, han supuesto un giro sin precedentes en la producción de este tipo de formatos. Se abre la veda al vídeo. Hasta ahora, en España era inconcebible oír hablar de un reality show que no superara las tres horas de duración semanales de emisión y que no utilizara un plató propio. El “prime time” se reservaba en el mejor día de la semana y toda la parrilla de esos siete días “vivía” del producto estrella. La inversión era considerable y el productor sabía que un fallo equivalía al despido. Hace unos meses, en España ha cambiado este rígido panorama, siguiendo la tendencia adoptada en Europa hace varios años. Ya hay cabida para formatos cortos, grabados en vídeo y sin plató. Tienen una hora de duración bruta a la semana y, por tanto, mucho más baratos. Dos ejemplos recientes son “Préstame tu vida” y “El Equipo G”. TVE emite desde hace unas semanas el reality de intercambio de vidas, un género dentro de la telerrealidad en el que dos personas cambian por una temporada de existencia: una madre de familia numerosa en dificultades se canjea por una señora adinerada sin descendencia o situaciones por el estilo. La producción de Boomerang para las cadenas autonómicas de Canarias y el País Vasco, previa al desembarco del formato en Prado del Rey, se hizo exclusivamente en vídeo, copiando el modo de hacer de este género en el extranjero, denominado SWAP. Antena 3 TV también se ha adentrado en este nuevo modo de presentar los formatos de telerrealidad, con el lanzamiento de “El Equipo G”, la versión española de “Queer eye for the straight guy” en el que cinco homosexuales expertos en moda, decoración y gastronomía, entre otras aficiones, asesoraban a un hombre heterosexual que quería cambiar de vida. Según anuncian los expertos, estos dos formatos han abierto la veda a los reality shows sin plató, unos programas que hasta ahora no tenía cabida en la televisión nacional. La industria TV se mueve.

·Publicidad·
·Publicidad·