Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Algeciras y su bahía siguen sufriendo fugas de crudo de un buque-tanque “fantasma” porque Exteriores no quiere jaleos con Gibraltar

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La bahía de Algeciras sigue sufriendo periódicamente fugas de crudo, que contaminan las playas de la ciudad, procedentes de un buque-tanque “fantasma” fondeado en la misma, sin que las autoridades españolas hagan lo más mínimo por impedirlo.

La bahía de Algeciras sigue sufriendo periódicamente fugas de crudo, que contaminan las playas de la ciudad, procedentes de un buque-tanque “fantasma” fondeado en la misma, sin que las autoridades españolas hagan lo más mínimo por impedirlo.

 

El problema es que esa “gasolinera” marítima –que surte de combustible a otros barcos- se encuentra en unas aguas cuya territorialidad España no quiere discutir a las autoridades de Gibraltar, para evitarse problemas.

 

Le cuentan a El Chivato que, hace algún tiempo, se celebró en el ministerio de Asuntos Exteriores una reunión de todas las Administraciones relacionadas con el ámbito marítimo y las fugas de hidrocarburos que se producen en la bahía de Algeciras. Un portavoz de Exteriores demandó al representante de la marina mercante qué se podía hacer. El interpelado contestó, airado, que era la tercera vez que se lo preguntaban, y él a su vez inquirió si las aguas donde se encuentra el buque-tanque son españolas o gibraltareñas, porque, si eran españolas, inmediatamente enviaría patrulleras para abordar el barco, exigirle responsabilidades y obligarle a abandonar nuestras aguas.

 

Entonces, entre los representantes de Exteriores se notó un gran incomodidad, y respondieron, al igual que en anteriores ocasiones, que no se podía entrar en esa discusión porque definir si las aguas eran o no españolas no constituía la materia de aquel foro. El delegado de la marina mercante se subía literalmente por las paredes al abandonar la reunión, porque se está aplicando una legislación anticontaminante muy dura a los barcos españoles –lo que encarece mucho las operaciones- pero se hace la vista gorda en el caso de barco fondeado en Algeciras.

 

Muchos barcos que transitan por el Estrecho se surten de ese buque, sin hacerlo por tanto en el puerto de Algeciras, con el consiguiente riesgo de fugas de crudo y la pérdida de ingresos para el puerto.