Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Bono afirma que la cúpula militar anduvo “pidiendo” dinero para pagar a los soldados desplazados en Pakistán

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

José Bono nunca olvidará este viaje para visitar a las tropas españolas desplegadas en Afganistán y Pakistán.

José Bono nunca olvidará este viaje para visitar a las tropas españolas desplegadas en Afganistán y Pakistán. Al grave peligro que corrió cuando el avión que le transportaba se salió de la pista, hay que añadir la polémica por la presencia de la fragata “Álvaro de Bazán” operando en Irak, y el problema de cómo pagar a los soldados destinados a Pakistán. El ministro del Defensa aludió a este último asunto, con una fuerza verbal inesperada, la misma mañana en que se publicaba en Madrid que la fragata más moderna de nuestra Armada estaba operando con el portaviones norteamericano que bombardeaba a la insurgencia irakí. Una coincidencia que llegó a algunos maliciosos periodistas a pensar Bono sacaba a la palestra el escándalo de la OTAN, que no paga a nuestro soldados, para tapar en lo posible el asunto de la fragata. Es más, él, que nunca rechaza responder a nada, no quiso hacer el menor comentario, cuando le preguntaron los periodistas que le han acompañado en el viaje. Pero más aún sorprendió a los enviados especiales una afirmación de Bono. Les contó, en conversación informal, que la cúpula militar española estuvo “pidiendo dinero” a bancos y cajas para poder pagar el coste de la misión de paz en Pakistán. Una afirmación que resulta muy sorprendente, porque nunca se había oído, hasta aquí, que los generales tuvieran que ocuparse de conseguir préstamos bancarios, cuando existen unos Presupuestos del Estado y un presupuesto del Ministerio de Defensa, además de los famosos fondos reservados. Por cierto que el Gobierno parece que está pasando factura a Bono por su protagonismo personal y el ir por libre. Le ha dejado bastante solo en el problema de la “Álvaro de Bazán”. Así se ha interpretado, al menos, la declaración del secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, diciendo que estaba “seguro” de que el ministro podría “aclarar” la cuestión cuando volviera a España. Como si se tratara de un asunto de Bono y no del Ejecutivo.