Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

El CNI actúa con celeridad para impedir que se fotografíe su sede en la Cuesta de las Perdices

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Lo contó La Gaceta de los Negocios. Un fotógrafo del periódico marchó a la vía de salida de Madrid por la Nacional VI para captar desde allí un panorámica de la capital. Eligió como punto adecuado una zona elevada, al final de la Cuesta de las Perdices. Y entonces se topó con el CNI.

Le cuentan a El Chivato que, apenas llegar, y cuando sólo llevaba tomadas tres o cuatro instantáneas, se le acercaron a todo correr dos personas, que, mostrando con rapidez un carnet, se identificaron someramente como miembros del Centro Nacional de Inteligencia. Y comenzaron a hacerle todo tipo de preguntas, a pedirle documentación, preguntar qué estaba haciendo, para quién…

El que llevaba la voz cantante le demandó que le enseñara las imágenes que aparecían en la cámara. Tras verlas, le indicó que borrara algunas de ellas. ¿Qué ocurría? Que las tomas eran del Madrid lejano, pero que en la parte inferior aparecía (sin ser primeros planos ni apreciarse mucho detalle) la sede principal del CNI, situada precisamente el final de la Cuesta de las Perdices, en el lado derecho de la calzada según se sale hacia La Coruña.

Los miembros del Centro indicaron al fotógrafo que no podía trabajar allí y que, además, tenía que marcharse ya. Sorprendentemente, el portavoz quiso “ayudarle”, diciéndole que existía otro punto desde donde podía tomar imágenes de Madrid muy buenas, e incluso se las mostró en su teléfono móvil. Lo que apunta que el CNI tiene ya un mensaje preparado para casos semejantes. En efecto la otra perspectiva es también muy buena.

De lo ocurrido destaca la rapidez con que reaccionaron desde la sede del Centro, que muestra que existe una vigilancia estrecha y constante.

La Gaceta denunció que los miembros del CNI se extralimitaron en su actuación, al impedir trabajar a su reportero, por cuanto el personal de la Casa no tiene la condición legal de agentes de la autoridad. No son policías, y por tanto no reúnen atribuciones para pedir a los ciudadanos que se identifiquen, y menos aún para prohibir nada.

·Publicidad·
·Publicidad·