Lunes 05/12/2016. Actualizado 16:38h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

José Enrique Serrano, jefe de Gabinete de Zapatero, responde personalmente a las críticas a la Ley de Reproducción

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Le cuentan a El Chivato que el Gabinete del presidente del Gobierno se ha visto “inundado” de mensajes y correos con duras críticas a la Ley de Reproducción Asistida, aprobada ya en el Congreso y que ha pasado al Senado. Esa norma ha provocado una gran alarma en el mundo científico, porque desaparecen todas las barreras a la libre manipulación de embriones humanos y abre la puerta a la clonación incontrolada. Y le cuentan que el jefe del Gabinete de Rodríguez Zapatero, José Enrique Serrano, ha contestado personalmente a esos comunicantes, la mayoría a través de Internet, intentando defender esa ley. Dice que regula las técnicas de reproducción asistida humana para “ayudar a tener hijos a las personas que, deseándolos, no pueden tenerlos por problemas de fertilidad, de dificultad de implantación u otros. Asimismo, se trata de facilitar, con todos los controles y garantías, ayuda a las familias cuya única esperanza de vida de un hijo enfermo incurable reside en tener otro hijo que pueda ser donante del primero”. Subraya que no contempla, “en absoluto, la clonación humana, sino que la prohíbe expresamente”, y “tampoco permite producir embriones humanos destinados a la investigación”. La Ley autoriza diagnósticos de los embriones antes de implantarlos, “para seleccionar aquellos que permitan a la criatura que va a nacer ser donante de un familiar nacido antes con una enfermedad hereditaria incurable. Esto abrirá la posibilidad de que un hermano nacido con esta técnica de reproducción pueda salvar la vida de otro que, en ausencia de esta solución, moriría sin remedio. Además, se garantiza que esta técnica sólo se utilice para esta finalidad al limitar su práctica a la autorización expresa, caso a caso, por la autoridad sanitaria correspondiente, previo informe favorable de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida”. Serrano asegura que la Ley “no legalizará la fecundación de ovocitos animales con esperma humano, ya que el proyecto, en su artículo 25, prohíbe expresamente la producción de híbridos interespecíficos, salvo en los casos claramente limitados, con fines médicos, que ya permite la normativa vigente desde el año 1988”. A pesar de la respuesta de José Enrique Serrano, el mundo científico y médico se muestra asombrado de la “permisividad” de una ley que sobrepasa cualquier otra normativa aprobada en nuestro entorno.