Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Entrevista de Zapatero con Felipe González para convencerle de que forme parte del Consejo de Estado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El presidente del Gobierno sigue insistiendo a Felipe González para que acepte formar parte del Consejo de Estado, a pesar de que la negativa de éste consta ya por escrito.

Rodríguez Zapatero está muy interesado en que su antecesor en el partido, y en La Moncloa, Felipe González, forme parte del Consejo de Estado, de acuerdo con la propuesta que hizo el presidente del Gobierno, ya aprobada en Consejo de Ministros.

 

La modificación legal para que los ex presidentes sean miembros natos del máximo órgano consultivo del Estado fue aprobada recientemente, pero de los cuatro candidatos (Suárez, Calvo Sotelo, González y Aznar), solamente uno, José María Aznar, ha decidido hacer uso de esa prerrogativa y ha aceptado ser nombrado consejero.

 

Según le cuentan a El Chivato, Zapatero está interesado en remediar esa situación, entre otras cosas porque, si no, quedaría como un fracaso suyo, puesto que él tuvo la iniciativa, de cuatro, tres han dicho que no, y además el único que ha asumido el nombramiento es precisamente su “enemigo” político. Que, además, en el Consejo va a poder opinar “sin contrapesos políticos” sobre asuntos decisivos, como la reforma de la Constitución.

 

Por ese motivo, el presidente del Gobierno sigue insistiendo a Felipe González para que acepte, a pesar de que la negativa de éste consta por escrito. El Chivato ha podido saber que el pasado jueves Zapatero mantuvo una entrevista con su antecesor en el PSOE, para intentar convencerle.

 

Las informaciones que le llegan a El Chivato apuntan que la resistencia de González tiene que ver con su malestar con algunas iniciativas legales del actual Gobierno. Al parecer, no quiere ir al Consejo de Estado porque –dicen- tendría que oponerse a muchas leyes del Ejecutivo de Zapatero y votar en contra.