Miércoles 20/09/2017. Actualizado 12:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

El distinto trato a Fernando Martín (Martinsa-Fadesa) y a Rafael Santamaría (Reyal Urbis)

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En los círculos económicos madrileños se escuchan comentarios sobre el diferente trato que se le ha dado a Fernando Martín (Martinsa-Fadesa) respecto al que se ha aplicado a Rafael Santamaría (Reyal-Urbis). El primero ha sido prácticamente abandonado a su suerte por entidades financieras, políticos y empresarios que antes le daban palmaditas en el hombro; no así el segundo.

Le cuentan a El Chivato que, sin entrar en el fondo de sus respectivos problemas, hay dos diferencias entre ambos personajes.

La primera es que Rafael Santamaría tenía arrendadas, desde hace años, unas 16.000 hectáreas en la Sierra de la Culebra y por allí han ido pasando invitados del más alto nivel en la vida política, social a institucional de este país. Ha habido excelentes trofeos de ciervos, algunos de ellos de la categoría de oro. En otros meses del año, en esa zona aparecen también lobos, que salían a subasta, se los adjudicaba Santamaría y luego quedaba bien con todos.

La segunda tiene que ver con el apoyo total de José Bono y Eduardo Zaplana a sus proyectos. De hecho, una hija de Bono fue consejera en empresas de Santamaría, y la mujer de éste es madrina de la hija pequeña del político toledano. Siendo ministro de Defensa, Bono se presentó un día en la urbanización Valdeluz, en Guadalajara, para ver su pisito, con el coche oficial, el de escolta… Sin embargo, como no había avisado, no pudo pasar porque el guarda, que era extranjero, tenía órdenes de su empresa de que nadie entrara.

El ministro hubo de dar media vuelta y marcharse, algo que, como amigo personal, le dolió a Santamaría. Los terrenos de la urbanización, dentro de Castilla La Mancha, fueron recalificados en la etapa de Bono como presidente: más de 100 hectáreas.

Santander y Banesto salen en rescate de Santamaría, hay un crédito sindicato capitaneado por Santander, en el que el ICO aportó 200 millones para que Santamaría pudiera comprar en su día Urbis a Banesto. Por supuesto, algunas cajas no han estado exentas de apoyarle.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·