Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Javier de Paz medió en el desconcertante nombramiento de Moraleda para la secretaría de Estado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La designación de Fernando Moraleda como sustituto de Miguel Barroso en la secretaría de Estado de Comunicación, es decir, para ser el principal responsable de la política de imagen e información del Gobierno, no solamente cogió por sorpresa en los medios informativos, sino que sigue causando bastante estupor, por el perfil del protagonista y su trayectoria.

La designación de Fernando Moraleda como sustituto de Miguel Barroso en la secretaría de Estado de Comunicación, es decir, para ser el principal responsable de la política de imagen e información del Gobierno, no solamente cogió por sorpresa en los medios informativos, sino que sigue causando bastante estupor, por el perfil del protagonista y su trayectoria. Aunque se ha publicado que Cándido Méndez, líder de UGT, ha podido ser uno de los patrocinadores de Moraleda, nos cuentan que la relación del nuevo asesor con el presidente del Gobierno procede de Javier de Paz, que fue quien los puso en contacto. Con lo que de nuevo aparece la figura de Javier de Paz como muñidor de influencias y nombramientos. Javier de Paz, vinculado igualmente a Castilla y León, forma parte del círculo íntimo de Rodríguez Zapatero, hasta el punto de que los dos matrimonios han salido juntos más de una vez. Además, se cuenta que es una de las personas que participa en los entrenamientos de baloncesto que se montan en La Moncloa para que el presidente haga ejercicio físico. En cuanto a Moraleda, la relación con Javier de Paz procede del mundo agrícola que ambos han compartido: el primero como líder de la minoritaria UPA, el segundo como presidente de Mercasa. Entre los periodistas políticos ha sorprendido la elección, recordando que no tuvo mucho predicamento en los medios en el pasado, y acordándose de su peculiar actividad al frente de la Unión de Pequeños Agricultores. Moraleda fue el dirigente que llevó los cerdos a las puertas del Ministerio de Agricultura, cuando lo ocupaba Loyola de Palacio.