Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

José Bono estuvo a punto de irse a Lizartza para estar junto a la alcaldesa del PP atacada por radicales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No sale muy bien parado el Fiscal General del Estado con la indiscreción de José Bono en el artículo que ayer firmaba en El País. Contaba que tras los altercados en Lizartza contra la alcaldesa, telefoneó indignado al presidente del Gobierno y que éste le respondió: “¡Pepe, ya he llamado al Fiscal!”. Con lo que la famosa “independencia” del ministerio público de que presume Conde Pumpido queda en entredicho.

Todo empezó cuando el político manchego vio por televisión los ataques a Regina Otaola por colocar en la localidad la bandera de España. Eso le movió a marcar el número directo del móvil de Zapatero (Bono ha comentado en más de una ocasión que habla con él frecuentemente por ese sistema, a través del teléfono portátil).

El ex presidente de Castilla-La Mancha tuvo otro arranque más tras conocer los intentos de agresión a la alcaldesa del PP: se planteó muy seriamente marcharse a Lizartza para estar junto a ella en esas horas de dificultad, y mostrarle así su apoyo personal. Lo contaba ayer Pilar Cernuda, en Onda Cero, en el informativo del mediodía de Juan Pablo Colmenarejo, tras haberlo escuchado en boca del propio Bono.

Al final, sin embargo, el manchego optó por quedarse en casa. Según él, porque un gesto así habría sido interpretado inmediatamente como electoralismo.

·Publicidad·
·Publicidad·