Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

La versión de José Ramón Ónega sobre la ilegalización del PCTV y la carta mutilada en El Mundo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Personas que trabajaron en el Ministerio del Interior durante los gobiernos del PP están enfadados con José Ramón Ónega por sus declaraciones en El País. Lo que El Chivato escucha entre esas personas –ex compañeros- es que en realidad lo que Ónega dijo al Gobierno en aquella época fue todo lo contrario a lo que ahora manifiesta.

Personas que trabajaron en el Ministerio del Interior durante los gobiernos del PP están que echan las muelas con quien fuera su “compañero”, José Ramón Ónega, director general de Política Interior en esos años.

 

El enfado se debe a unas declaraciones en El País en las que afirmaba que había advertido a Acebes de que debía ilegalizar el partido EHAK, es decir, el Partido Comunista de las Tierras Vascas, hoy “segunda marca” de Batasuna, y que el PP no lo quiso hacer. Lo que El Chivato escucha entre esas personas –ex compañeros- es que en realidad lo que Ónega dijo al Gobierno en aquella época fue todo lo contrario.

 

El malestar se ha materializado en una carta a la prensa firmada por J. Mª Martínez Arruego, que fue subdirector general de la Oficina de Atención a las Víctimas del Terrorismo con el PP, y que hoy sigue como funcionario en el Ministerio del Interior, donde trabaja en una oficina administrativa.

 

Le acusa de falta de ética y de lealtad política, entre otras cosas, y le recuerda sus piruetas políticas, empezando con el tránsito por las instituciones franquistas en los años 60 y 70.

 

La carta aparecía en El Mundo este martes, pero con una salvedad: no se publicaba íntegra. Recuerda a Ónega la victoria del PSOE en 1982, su ofrecimiento a los nuevos cargos del Ministerio y del partido en Vizcaya, y que no pudo ser gobernador civil pero sí director del Gabinete de Asuntos Legales en la Secretaría de la Seguridad del Estado.

 

Y le atribuye a Ónega esta afirmación, que no aparece en El Mundo: “Yo soy hombre de Vera”. De Rafael Vera, se entiende.

·Publicidad·
·Publicidad·