Viernes 02/12/2016. Actualizado 17:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

A Juan Abelló y Del Rivero les fallaron los “negúridos” en la operación BBVA

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Le cuentan a El Chivato que uno de los factores decisivos para el fracaso de la intentona de Sacyr en BBVA fue el fracaso de la operación para hacerse con los paquetes de acciones de los antiguos consejeros del banco, los llamados “negúridos”.

Le cuentan a El Chivato que uno de los factores decisivos para el fracaso de la intentona de Sacyr en BBVA fue el fracaso de la operación para hacerse con los paquetes de acciones de los antiguos consejeros del banco, los llamados “negúridos”. Juan Abelló, que tiene amistad con alguno de los más significados porque coincide en cacerías con ellos, fue quien recibió el mensaje de que los “negúridos” controlaban en conjunto el dos por ciento del banco que preside Francisco González. Un paquete decisivo porque, sumado al tres por ciento que controlaba Sacyr-Vallehermoso junto con un par de accionistas individuales, alcanzaba el famoso cinco necesario para exigir puestos en el Consejo de Administración. Según la información recogida por El Chivato, el problema se planteó cuando el dúo Abelló-Del Rivero empezó a pedir a los bilbaínos la aportación de los paquetes que decían controlar. Fue entonces cuando se enteraron de que en realidad se trataba de acciones de sus madres, hermanas y otros familiares, con los que habría que contar. Y que éstos se mostraron reticentes a participar en la operación, primero por afecto tradicional a “su” banco, pero también porque quienes fueron consejeros de BBVA gracias a esos paquetes en realidad actuaron como propietarios únicos, sin compartir con la familia, ni la toma de decisiones, ni, por supuesto, los sueldos y retribuciones recibidos por su pertenencia al Consejo de Administración, sin repartirlos proporcionalmente. “Vete tú a ver a mi madre, a mi hermana...”, dijeron los “negúridos” al equipo formado por Abelló y Del Rivero. Ninguno de los dos se vio haciendo ese papel, además sería un proceso largo y la operación planteada en BBVA no estaba para demoras. Renunciaron a esos apoyos, y la intentona ha acabado fracasando.