Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

La actitud de doña Letizia tras la muerte de Érika apuntala el calificativo de “hermana coraje”.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El adjetivo lo ha manejado Jaime Peñafiel, que no es precisamente persona que se haya caracterizado hasta ahora por las lisonjas con la princesa de Asturias. El conocido comentarista ha resumido la actuación de doña Letizia tras la trágica muerte de su hermana menor llamándole “hermana coraje”.

Destacable fue, por ejemplo, que en la mañana del fallecimiento, apenas ser descubierto el cadáver, Letizia Ortiz tuvo la presencia de ánimo de ir al piso de Valdebernardo donde había fallecido Érika. Algunas personas vieron allí esa mañana un coche con los cristales tintados, llegó a especularse con la posibilidad de que hubiera llegado el príncipe Felipe, pero finalmente La Zarzuela reveló que quien se había desplazado hasta allá era la princesa.

Doña Letizia decidió personarse en la casa porque su padre, Jesús Ortiz, que fue quien le llamó para darle la mala noticia, le pidió expresamente que acudiera. Y, a pesar del estado de gestación de seis meses y de la impresión que podría producirle ver a su hermana muerta, acudió, sin su marido el príncipe.

Las palabras pronunciadas a la puerta del tanatorio ante los periodistas, agradeciendo “a todas las personas que se han sentido apenadas”, o la presencia de ánimo para repetir ante la Reina, el sábado, el gesto de hacer una reverencia que ya realizó ante don Juan Carlos en Tres Cantos, son otros tantos momentos que no han pasado inadvertidos sobre el comportamiento de Letizia Ortiz durante estos días.

·Publicidad·
·Publicidad·