Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Orden a los cuarteles de informar sobre el “estado de opinión” tras el discurso del general Mena y lo que pasó en Agoncillo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El 6 de enero se celebró la Pascua Militar, y en el acto de Sevilla se escuchó la intervención del teniente general Mena, crítica con la situación de España como consecuencia del Estatuto de Cataluña. Las consecuencias directas llegaron a los cuarteles el día 10.

El 6 de enero se celebró la Pascua Militar, y en el acto de Sevilla se escuchó la intervención del teniente general Mena, crítica con la situación de España como consecuencia del Estatuto de Cataluña. Las consecuencias directas llegaron a los cuarteles el día 10. El lunes, 10 de enero, en los cuarteles del Ejército se recibió una orden muy concreta: informar a la superioridad del “estado de opinión” en las unidades. La indicación llegaba después de que el ministro de Defensa, José Bono, hubiera declarado —para salir al paso- que el discurso de Mena no expresaba el sentir general de los militares. Le cuentan a El Chivato un caso concreto. En el cuartel de Agoncillo, en Logroño, donde tiene su base el Batallón de Helicópteros de Maniobra BHELMA 3, el coronel jefe de la unidad reunió a todos los oficiales y suboficiales y las preguntó “su opinión” sobre la intervención de Mena y sobre el arresto posterior. Les preguntó uno por uno. Por orden de antigüedad, y ante el resto de los reunidos, fueron exponiendo su opinión. Después, se redactó un resumen de las intervenciones, y se remitió el informe a Madrid, a través del correo electrónico. Lo que le cuentan a El Chivato es que el informe decía que era prácticamente unánime el apoyo a las palabras del teniente general Mena, que era necesario que alguien de su influencia se pronunciara, y que estaban molestos con el arresto y con la forma de imponerlo, así como de que se relacionaran las palabras del general con el golpismo. Terminaba con esta frase: “Esperemos que las disputas políticas no destruyan los cimientos de España”.

·Publicidad·
·Publicidad·