Martes 26/09/2017. Actualizado 13:37h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Roban la identidad a un médico para avalar la historia de una muchacha a la que le ‘quitaron’ los dos riñones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Circula por la red un correo electrónico que avisa sobre un pretendido nuevo procedimiento seguido por las mafias del crimen organizado para la sustracción y tráfico de órganos, firmado por Joseba Beitia, director gerente del hospital Quiron Donostia.

 El mensaje cuenta esta terrible historia:

-- Un muchacha conoce, tras una noche de ocio en un bar, a unos chicos que le invitan a “continuar la velada” en su casa.

-- La juerga no termina ahí, se consumen drogas y las sustancias comienzan a hacer su efecto.

-- La joven despierta y sólo recuerda de ese momento que estaba desnuda y dentro de una bañera llena de agua y hielo.

-- La adolescente es examinada en el hospital y descubren que le faltan los dos riñones: se los habían ‘robado’. Cada riñón tiene un valor de 10.000 euros en el mercado negro.

-- Actualmente, la chica se encuentra hospitalizada, conectada a un sistema que la mantiene viva, esperando encontrar algún riñón compatible.

-- Además, está embarazada. Los médicos se dieron cuenta de que había sido violada por varios hombres pues encontraron 5 espermas diferentes.

El correo electrónico explica que la gente involucrada en estas actividades siempre tiene conocimientos médicos, y que las drogas que le dieron no resultaron para nada divertidas.

La historia resulta impactante. El problema es que no tiene respaldo real.

Le cuentan a El Chivato que el doctor Joseba Beitia, que aparece como autor, nunca ha firmado este artículo. Varios medios de comunicación se han puesto en contacto con él, y ha manifestado que se siente “molesto” por la utilización de su nombre. No quiere “ni oír hablar” del mensaje, lo considera un tema suficientemente delicado como para “robar la identidad de una persona”. Y no descarta emprender acciones legales para esclarecer la identidad de los que han elaborado el texto y han utilizado su nombre.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·