Jueves 08/12/2016. Actualizado 18:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Zapatero usó en la Comisión del 11-M una táctica inteligente, diseñada por Rubalcaba

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Rodríguez Zapatero aplicó ante la Comisión del 11 M, durante su comparecencia de quince horas, una táctica muy hábil, consistente en no entrar al juego de pregunta y respuesta sino, al contrario "adormecer" los asuntos.

Rodríguez Zapatero aplicó ante la Comisión del 11 M, durante su comparecencia de quince horas, una táctica muy hábil, consistente en no entrar al juego de pregunta y respuesta sino, al contrario "adormecer" los asuntos. En fuentes de la oposición consultadas por El Chivato se reconoce que el Presidente del Gobierno estuvo listo con ese planteamiento, por el cual, en lugar de responder directamente a las sucesivas preguntas, muy concretas, de Eduardo Zaplana, optó por hacer "reflexiones", recurriendo a largas contestaciones (incluyendo la lectura parsimoniosa de toda suerte de informes) que amortiguaban la sensación de interrogatorio y cortaban el ritmo al portavoz popular, Eduardo Zaplana. Las mismas fuentes apuntan que la estrategia, perfectamente diseñada, había sido preparada por el portavoz socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, un auténtico experto en la marrullería política. Y Zaplana no consiguió dar una réplica adecuada a esa táctica. Durante su intervención en el Congreso, Rodríguez Zapatero no hacía más que mirar a Rubalcaba, al que dirigía los ojos cuando se encontraba con una pregunta algo más difícil, o notaba que estaba pasando algún momento de dificultad. El lenguaje de la vista funcionó ese día con gran intensidad.