Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

El verano “gafe” de Zapatero: dos muertos más en incendios, el “caso Roquetas” y el esguince

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No está siendo un buen verano para Rodríguez Zapatero. Tal parece que le haya mirado un tuerto. Se inició con el preludio de un terrible incendio forestal en Guadalajara al que tardó demasiado en acercarse, pero la racha de fuegos sigue y, lo que es peor, con dos muertos más que añadir a los once primeros. La eficacia de la gestión del Gobierno empieza a quedar en entredicho.

No está siendo un buen verano para Rodríguez Zapatero. Tal parece que le haya mirado un tuerto. Se inició con el preludio de un terrible incendio forestal en Guadalajara al que tardó demasiado en acercarse, pero la racha de fuegos sigue y, lo que es peor, con dos muertos más que añadir a los once primeros. La eficacia de la gestión del Gobierno empieza a quedar en entredicho.

 

Tampoco las cosas han ido bien con el tráfico veraniego, incluyendo los atascos de finales de julio (el día de Santiago) pero también alta cifra de siniestralidad y de víctimas. Se sumaron después las intoxicaciones por salmonela debido al pollo en malas condiciones, con un muerto y mil quinientos afectados, y con la ministra de Sanidad de viaje, fuera de España y sin dar la cara.

 

Luego, un asunto aún peor: el “caso Roquetas”. La Guardia Civil puesta en la picota, y diferencias entre el ministro Alonso y el ministro Bono, y por medio un “comprensivo” Gómez Arruche, ahora elogiado por los sindicatos de la Benemérita, que han arremetido contra el titular de Interior por condenar de entrada a los agentes antes de que termine la investigación y sin respetar la presunción de inocencia. En Roquetas, la manifestación ante la Casa-Cuartel terminó con gritos de “asesinos”, que recuerdan los lanzados en las manifestaciones contra Aznar y la guerra de Irak.  Y a todo esto, María Teresa Fernández de la Vega, la tradicional “apagafuegos” del Gobierno, también de viaje.

 

Y, por si fuera poco, un esguince que le ha dejado con la pata para arriba. Rodríguez Zapatero no es precisamente un gran deportista, y cada vez que se anima a practicar una de las pocas modalidades que le gusta, el baloncesto, se lesiona. Le pasó hace unos meses, en una mano, y ahora, en Lanzarote: esguince y rotura fibrilar. En fin, que el presidente tiene un verano “gafe”.