Miércoles 07/12/2016. Actualizado 10:10h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

La familia Zapatero se “beneficia” de los colegios bilingües promovidos por Esperanza Aguirre en Madrid

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Telemadrid emitió, días atrás, un reportaje sobre uno de los colegios públicos de la Comunidad de Madrid que es bilingüe español-inglés.

Telemadrid emitió, días atrás, un reportaje sobre uno de los colegios públicos de la Comunidad de Madrid que es bilingüe español-inglés. Estos centros son una iniciativa impulsada por Esperanza Aguirre, y actualmente en la región hay ya ochenta de estas características. Lo original del caso es que el del reportaje es precisamente el colegio donde estudian las hijas de Rodríguez Zapatero, al que se trasladaron a raíz de que su padre fuera elegido presidente del Gobierno. Las cámaras tomaron imágenes dentro del recinto y en las clases. Se trata de un centro relativamente cercano a La Moncloa, lo que facilita los traslados y la seguridad de las niñas. Pero también está considerado el mejor colegio público de Madrid en “educación especial”. Se caracteriza por tener el mejor (cualitativa y cuantitativamente) equipo de logopedas y maestros de educación especial de los centros madrileños. No es un colegio para niños con problemas, porque también van muchos alumnos sin ningún tipo de dificultad, entre los que, lógicamente, se encuentran las hijas de Zapatero y Sonsoles Espinosa. Solamente el ocho por ciento del total sufre alguna dificultad educativa. Muchos estudiantes de Logopedia de la Complutense hacen sus prácticas en él. Como se publicó en El Confidencial Digital, a principio de curso un grupo de padres del colegio se quejó de las medidas que se habían tomado en el centro para garantizar la seguridad de las hijas del presidente. En concreto, se había prohibido a los padres entrar en el recinto para acompañar y recoger a sus niños, mientras que los guardaespaldas de La Moncloa tenían el paso libre.