Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Las “circunstancias familiares” de Rodrigo Rato para dejar el FMI: se casa de nuevo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La sorprendente decisión de Rodrigo Rato de dejar el Fondo Monetario Internacional cuando solamente ha cumplido tres de los cinco de mandato, provocó ayer un gran revuelo en los ambientes políticos, sobre todo por quienes intentan ver detrás una operación de hondo calado. Sin embargo, las “razones personales” argumentadas por el interesado son reales, aunque pocos saben el verdadero motivo.

El comunicado difundido ayer por el todavía director gerente del Fondo Monetario Internacional habla de “mis circunstancias familiares y responsabilidades, particularmente en lo que respecta a la educación de mis hijos”, como las razones de su cese, añadiendo que “profesionalmente no ha sido una decisión fácil”.

Lo cierto es que a Rodrigo Rato le preocupa, en efecto, la educación de sus hijos, todavía muy jóvenes. Una de sus hijas ha vivido con él en Washington, e incluso ha hecho de acompañante en actos oficiales. Pero, según le cuentan a El Chivato personas que han charlado con él en las últimas horas, la razón última de la marcha del FMI es que se casa de nuevo.

La persona con la que va a contraer segundo matrimonio ya estuvo residiendo en Washington en los primeros momentos de la llegada al FMI, pero por motivos profesionales ha tenido que volverse a Madrid, donde ahora reside. De hecho, Rato viajaba prácticamente cada quince días a la capital de España para estar con ella.

Aunque falta por concretar, parece que la boda podría celebrarse después del verano, y que la salida definitiva del Fondo, aunque anunciada para octubre, podría retrasarse incluso hasta final de año, para dar tiempo a un relevo ordenado. Pero Rato estaría ya con casa en Madrid.

·Publicidad·
·Publicidad·