Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Los derrotados en el congreso del PSM hablan de “puro estalinismo” y de irregularidades en los avales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La apariencia es que el Congreso celebrado este fin de semana por el Partido Socialista de Madrid ha transcurrido con paz y consenso, y que la elección del nuevo secretario general, en la persona del alcalde de Parla, Tomás Gómez, cierra la crisis. No es del todo cierto.

Le cuentan a El Chivato que el cónclave del PSM ha vuelto a dejar heridas abiertas, si bien de momento nadie ha querido salir a la palestra denunciarlo. Las dos principales acusaciones son de estalinismo y manipulación.

En sectores críticos del PSM se denuncia la presencia de “la mano de Ferraz” en todo el desarrollo del Congreso, es decir, que la dirección nacional (personificada en José Blanco) ha impuesto la solución final adoptada, sin permitir “desviaciones”. Un control tan férreo que no dudan en calificarlo de “puro estalinismo”. El apoyo del aparato federal de Tomás Gómez ha sido absoluto, y eso ha impedido un debate libre y abierto.

A más a más, hay sombras de sospecha sobre la contabilización de avales, que dejó fuera de la carrera a los otros dos candidatos, José Cepeda y Manuel García-Hierro. El caso del primero es el más extraño, porque se quedó a las puertas de lograr ese mínimo de avales del 25 por ciento que le hubiera permitido disputar la secretaría a Tomás Gómez. Se quedó tan cerca de ese 25, que hay sospechas de manipulación.

De todas formas, nadie va a montar ningún escándalo. La disciplina interna va a imponerse una vez más. Es lo que se escucha entre los críticos.

·Publicidad·
·Publicidad·