Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Las fotos que la seguridad de Zarzuela obligó a borrar

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:


Los Reyes presiden la entrega del Premio Planeta 2016 Los Reyes presiden la entrega del Premio Planeta 2016

El pasado sábado se celebró en Barcelona el 65º Premio Planeta de novela, el homenaje literario con mayor dotación económica después del prestigioso galardón de la Academia Sueca.

Estaban convocados cerca de mil doscientos invitados al acto del Palau de Congresos. En la mesa presidencial estaban los reyes Felipe y Letizia, Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat, Ana Pastor, presidenta del Congreso, o Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno. A su alrededor había una ámplia presencia de periodistas de medios nacionales y locales.

Uno de los profesionales de los medios que se encontraba cenando decidió levantarse de su asiento en uno de los ‘descansos’ que se producían hasta conocer el veredicto del jurado. Se acercó a la mesa en la que se encontraban los reyes, y aprovechó para fotografiar a los comensales con su terminal móvil. Inmediatamente, volvió a su lugar y comenzó a ‘tuitear’ las imágenes captadas.

Cuando empleados de la Casa Real se percataron de los sucedido, se dirigieron al periodista y le pidieron que les acompañara fuera de la sala. Una vez allí le instaron a borrar de su teléfono todas las fotografías realizadas en las que aparecían los reyes.

El profesional, indignado por la situación, aceptó no sin antes preguntar por qué debía hacerlo. Los miembros de seguridad le respondieron que estaba “en una acto privado”, y que debía “respetar a sus compañeros que también estaban presente y no fotografiaron a su majestad”. A lo que se rebatió que no era un acto privado y que únicamente estaba realizando su trabajo.

Debemos añadir, que de forma protocolaría no está permitido fotografiar a los reyes mientras comen y beben a pesar de tratarse de un evento público.