Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

La mudanza de doña Elena, que el domingo no dio la menor pista, precipitó la noticia de la separación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Fue la mudanza de la infanta Elena al anterior domicilio lo que precipitó el anuncio de su separación de Jaime de Marichalar. El hecho consumado de que ella se había marchado del que compartía el matrimonio, llevándose a sus dos hijos, trascendió. No hay que perder de vista, por ejemplo, que los escoltas de los dos protagonistas estaban al cabo de la calle de lo que había ocurrido.

Fue entonces cuando se produjo la primera llamada telefónica a La Zarzuela, y con ella la confirmación de la noticia, ya imparable y que iba a saltar en cualquier momento, incluso en medios o en programas de televisión más escandalosos. La aparición en La Vanguardia aseguraba un tratamiento mucho más serio y conveniente del suceso.

Según le cuentan a El Chivato, esa primera llamada a La Zarzuela provocó que por los servicios de la Casa del Rey se preguntara al entorno de los duques de Lugo sobre la veracidad de la información y, una vez contrastada en esas fuentes, se produjo la respuesta a la periodista que hizo la llamada, Mariángel Alcázar.

La separación ya estaba en marcha el domingo y, sin embargo, la infanta Elena, que ese día asistió en el Madrid Arena a la final de master femenino de tenis, no dio la menor pista de que algo así podía estar ocurriendo. Personas que hablaron con ella durante esas horas le cuentan a El Chivato que se comportó con toda normalidad y sin que se atisbara en ella ningún rastro de inquietud o de preocupación.

·Publicidad·
·Publicidad·