Martes 19/09/2017. Actualizado 16:52h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Los periodistas que fueron con Carme Chacón a Afganistán califican de ‘inocentada’ el viaje. Un brindis por las fiestas con cava y jerez

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La ministra de Defensa, Carme Chacón, visitó a las tropas españolas desplegadas en Afganistán el lunes día 21. Como viene siendo habitual, se hizo acompañar de otros cargos del ministerio y de un pequeño grupo de periodistas.

También se ha convertido en ‘habitual’, muy a pesar de quien cubre los actos de la ministra, que Chacón no haga una sola declaración a la prensa que le acompaña. Según le han dicho a El Chivato, las únicas palabras que salieron de la titular de Defensa y que pudieron reproducirse fueron las del discurso oficial.

Hubo solo un pequeño hueco para la atención a la prensa, pero no a toda. Desde Qala i Naw, Radio Nacional de España emitió una entrevista de quince minutos ante el asombro del resto de periodistas que se habían pasado unas cuantas horas compartiendo avión. “12.000 kilómetros y 26 horas de viaje para que no pudiéramos hacerle ni una sola pregunta on the record. Eso sí que es una inocentada”, es lo que relatan a El Chivato.

Pero el periplo no acabó ahí. Acostumbrados a la climatología, los pilotos del Hércules que transportaba a la delegación tuvieron que hacer frente a una delicada situación. La intensa lluvia y una densa niebla por poco impiden que el Hércules tomara tierra en Qala i Naw para recoger a la expedición. En alguna ocasión, recuerdan a El Chivato, el presidente Zapatero tuvo que quedarse en Herat por la imposibilidad de aterrizar en la base española. El lunes, el piloto “tuvo que echarle mucho valor para aterrizar y recogernos”.

Poco antes de aterrizar en Madrid la ministra ‘departió durante dos horas con los periodistas. Aderezó la conversación con un brindis deseando felices fiestas a los presentes. Pero no todos pudieron brindar con cava. Otros lo hicieron con jerez. No había espumoso suficiente.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·