Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

La sanidad pública, en derribo por la espiral de demandas de los emigrantes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El deterioro de la sanidad pública crece exponencialmente en los últimos meses, porque se ha disparado la demanda de parte de emigrantes llegados masivamente a España y de sus familiares. Así se lo cuentan a El Chivato profesionales de la medicina que trabajan en grandes hospitales.

El deterioro de la sanidad pública crece exponencialmente en los últimos meses, porque se ha disparado la demanda de parte de emigrantes llegados masivamente a España y de sus familiares. Así se lo cuentan a El Chivato profesionales de la medicina que trabajan en grandes hospitales. Según estas fuentes, miles de sanitarios hacen lo que pueden pero se ven impotentes para atender la avalancha de entradas, donde aparecen familiares de emigrantes sin papeles ni derecho alguno, pero que son atendidos sin preguntarles nada. De acuerdo con los informantes, nadie está controlando nada. Se demandan masivamente atenciones médicas y clínicas muy caras, que económicamente no son sostenibles, además de que el ánimo del personal está por los suelos. Otro problema es que familias españolas que acuden a hospitales y ambulatorios se encuentran con situaciones en las que muchas veces optan por marcharse. Un camillero cuenta que, una de estas noches de sábado, en urgencias había una familia que había llevado al abuelo porque parecía encontrarse mal; unos drogadictos que se habían pasado de LSD y coca; dos prostitutas de color de la Casa de Campo; una familia colombiana que pedía hora para su madre recién llegada a España; dos accidentados nocturnos, uno, con olor a alcohol. Dos familias se marcharon al ver el espectáculo, y el camillero optó por aconsejar a la primera que se fueran a casa porque parecía que el abuelo estaba un poco mejor.