Lunes 05/12/2016. Actualizado 16:38h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

El “racismo” de la tenista Sharapova con los recogepelotas del “masters” de Madrid

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cuarenta modelos seleccionaron como recogepelotas los organizadores del “master” de tenis de Madrid, celebrado este fin de semana, en el que compitieron las ocho mejores tenistas y que ganó la belga Henin. De ellos, solamente uno era de color.   Este recogepelotas fue designado para actuar, junto con tres compañeros más, en uno de los primeros partidos de la rubia diva rusa María Sharapova. Y observó, extrañado, cómo iban pasando los minutos y la tenista nunca se dirigía a él para demandarle una bola. Ni una. Empezó a ponerse nervioso, a medida que avanzaba el partido, pero ella siguió sin dirigirle ni una mirada. Y así terminó el encuentro.   Le cuentan a El Chivato que el ambiente que se creó entre los recogepelotas durante el torneo fue muy amistoso, de gran camaradería. Por eso, cuando vieron llegar a su compañero, nervioso y desencajado, le preguntaron qué pasaba, y él les narró lo ocurrido: Sharapova había pasado de él. ¿Sería por su color?   Algunos de sus colegas, más informados, le dieron la explicación. La tenista rusa tiene una manía, no muy conocida en el circuito, y es que comienza los partidos recibiendo bolas del recogepelotas de su derecha y, a continuación, ya durante el resto del encuentro se las solicitará solamente a esa persona, cualquier que sea el lugar que ocupe en la pista.   De hecho, si el “elegido” se queda momentáneamente sin pelotas, ella espera pacientemente a que le lleguen de otro compañero, incluido el que tiene más cerca y detrás, al que “ningunea” durante todo el partido.   En fin, que Sharapova no es racista, sino un poco maniática.