Lunes 25/09/2017. Actualizado 14:32h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

La redacción de la Cadena SER no sabía qué responder

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Micrófono de la Cadena SER. Micrófono de la Cadena SER.

El pasado miércoles Ignacio Escolar anunció en eldiario.es que la dirección de la Cadena SER dejaba de contar con él como analista en la tertulia del magazine matinal de Pepa Bueno.

Desde ese momento, el periodista recibió el apoyo de miles de usuarios en las redes sociales, incluidos compañeros de profesión como Ana Pastor, Jordi Évole, Lucía Méndez o Jesús Cintora, que se solidarizaron con el director de eldiario.es.

Incluso la Asociación de la Prensa de Madrid se ha pronunciado al respecto, solicitando a Cebrián que “anule su decisión” de despedir a Escolar por “ejercer la libertad de información” e “involucrar a su grupo en la defensa de un asunto personal”.

En el artículo escrito por Ignacio Escolar se mencionaban razones de incompatibilidad: “Las acciones legales que ha anunciado Juan Luis Cebrián contra eldiario.es, La Sexta y El Confidencial por publicar que la que era entonces su esposa aparece en los papeles de Panamá han hecho “incompatible” mi presencia en la radio de Prisa”, escribía el periodista en su blog, explicando a los lectores las causas de su despido.

Sin embargo, este artículo no resultó suficiente para los oyentes. Según le comentan a El Chivato la redacción de la Cadena SER recibió varias llamadas durante el día pidiendo explicaciones. Los redactores escucharon una y otra vez las quejas y preguntas de los seguidores:

-- ¿A qué se debe el despido?

-- ¿Tiene que ver con los papeles de Panamá?

-- ¿Va a volver Ignacio Escolar?

-- ¿Se va a prohibir que periodistas de la Cadena SER acudan a las tertulias de La Sexta?

Estas fueron las preguntas más repetidas. Los redactores de la emisora no tenían datos y no sabían qué responder.

Explicaron que se trataba de una decisión que no dependía de ellos sino de la dirección y que por tanto no podían contestar a sus dudas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·