Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Denuncias de los lectores

El ‘Leviatán’ político quiere una nueva Historia que avale su gestión y arremeten contra la RAE por no plegarse a las modas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El gran problema de España es que hay muchos políticos y, los que no lo son, hacen todo lo posible para parecerlo

El gran problema de España es que hay muchos políticos y, los que no lo son, hacen todo lo posible para parecerlo. Todos hemos escuchado la crisis del sistema político, la falta de valores de nuestros gobernantes (ver Marbella y alrededores) y el partidismo que todo lo empaña e impide a los ciudadanos pensar por sí mismos (ver Zapatero y su talante). Por desgracia, aunque muchos ignorantes lo celebren, el talante y la palabrería están extendiendo sus garras al movimiento científico, asfixiándolo de ideas y anulando inquietudes.

Un ejemplo está en la RAE y su labor centenaria por guardar el legado lingüístico de medio mundo. Pero no corren buenos tiempos para esta institución. La sociedad le pide que se politice, es decir, que apruebe las corrientes sociales exiguas en lugar de velar por el buen uso del lenguaje. Algunos indocumentados de palabra, apoyándose en el político oportuno, prefieren arremeter contra la RAE antes que velar por su enriquecimiento lingüístico e intelectual. Todo se acentúa cuando los obedientes ovinos, renunciando a su condición de "sabios", se unen a la protesta (ver Estatuto de Andalucía: diputados y diputadas, senadores y senadoras, etc.). Al final convertiremos todos los sustantivos en femenino, para ser políticamente correcto.

La Historia no se ha librado del leviatán político. Los diputados del gobierno, que en su mayoría desconocen por completo la Historia, han decidido inventarse una nueva que avale su gestión en los cien años de existencia de su partido. El problema no es que los políticos se inventen la Historia, sino que los historiadores acepten la Historia de los políticos. Los literatos escriben sobre temas políticamente correctos, pues murió el espíritu crítico de Larra, Unamuno y Machado. Estoy siendo políticamente incorrecto, por lo que pido disculpas a la orbe política, y a la que no es política.

·Publicidad·
·Publicidad·