Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Denuncias de los lectores

Pedimos a la Consellería de Educación de la Xunta que nuestros hijos de 3 años puedan estudiar en el mismo colegio que sus hermanos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Plataforma “Una familia un colegio” la formamos un grupo de padres afectados por la resolución de la Delegación Provincial de A Coruña de la Consellería de Educación de la Xunta de Galicia.

La Plataforma “Una familia un colegio” la formamos un grupo de padres afectados por la resolución de la Delegación Provincial de A Coruña de la Consellería de Educación de la Xunta de Galicia. Según esta resolución nuestros hijos de 3 años, inicialmente admitidos en el colegio en el que ya cursan estudios sus hermanos mayores, han sido excluidos de los mismos. Por tanto, no pueden en estos momentos acudir al centro en el que inicialmente obtuvieron plaza.

Estamos solicitando:

- Que en el desarrollo de la LOE, que está elaborando la Consellería de Educación y que entrará en vigor en el próximo curso, se dé prioridad a los niños que tengan hermanos en el colegio en su solicitud de plaza escolar.

- El aumento de ratio de modo excepcional y puntual para permitir que los hermanos separados en este curso, por la Consellería de Educación, puedan estudiar juntos.

Permítame recalcar especialmente el hecho de que la resolución afecta a niños de 3 años que aunque ya acudan al colegio realmente son eso: niños, incluso diría casi bebés. Estos niños no deben ni tienen porqué sufrir los efectos de una actuación administrativa basada en una ley obsoleta e interpretada según un criterio político.

Se puede entender con facilidad los perjuicios derivados de la resolución administrativa son de enorme gravedad:

Problemas psicológicos en hermanos mayores: son niños y no entienden por qué sus hermanos pequeños no pueden acudir al centro donde estudian ellos y sin embargo otros niños pequeños sí pueden ir. También en hermanos pequeños: estaban ilusionados con la nueva etapa de su vida en la irían al colegio de sus hermanos mayores y se ven relegados a continuar en casa, guarderías u otros colegios distintos.

Problemas familiares para los padres, especialmente agravados en el caso de familias en las que trabajan fuera de casa ambos padres, debido a la imposibilidad física para poder gestionar el trasporte, vestimenta, actividades, horarios, material, implicación en los centros, …, en dos colegios diferentes.

Imposibilidad para los padres de ofrecer a sus hijos la misma educación, entorno social, etc. En definitiva gran parte de los estímulos que contribuirán a formar la personalidad de los niños y que todos los padres nos esforzamos en seguir el mismo patrón con todos nuestros hijos.