Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Denuncias de los lectores

La agresividad comercial de Wanadoo España, S.L. no conoce límites: debo pagar tras una odisea para darme de baja

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La agresividad comercial de Wanadoo España, S.L. no conoce límites. Tampoco parece conocerlos en el campo de la ética de los negocios. Acabo de recibir una carta de un bufete de abogados madrileño en el que se me insta a pagar la cantidad de 208,08 euros, bajo amenaza de llevarme a los tribunales en caso contrario. Esta deuda de dimensiones “montillescas” se remonta al año 2003, en el que cometí el grave error de abonarme al servicio de Internet que Wanadoo ofrecía a un atractivo precio. La tarifa incluía conexiones de 12 horas las noches laborables y 24 horas los fines de semana y festivos. Entre lunes y viernes la conexión sufría una media de dos o tres cortes por hora. Los fines de semana, sencillamente no se podía acceder a la red. En julio de 2003 decidí, tras diversas llamadas infructuosas a un número 902, dejar de pagar las cuotas y solicitar la baja. Al segundo mes impagado, recibí una llamada de una persona que, muy cordialmente, tras mis quejas, dijo trasladarlas al departamento de "atención a cliente". Aún así, para anular la conexión y dar con el número de fax de Wanadoo me las vi y me las deseé, pues en la minúscula letra pequeña del contrato no venía siquiera un teléfono de contacto. Finalmente, logré enviar un fax para dar de baja la conexión, que no surtió efecto, por lo que hice lo propio mes y medio más tarde. El alta en Telefónica tuvo efecto en noviembre, justo cuando Wanadoo decidió que, quizá, la espera ya había sido suficiente. Atención: se me reclaman las cuotas de julio a diciembre, ambos meses incluidos. Obviamente, no sólo no estoy dispuesto a pagar por un servicio que no recibí, sino que emprenderé las acciones que legalmente me asistan, al tiempo que elevaré esta queja a la OCU.