Martes 17/10/2017. Actualizado 12:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Denuncias de los lectores

La soberbia del sano. Me diagnosticaron una enfermedad y no me dejan trabajar por las noches

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Son tiempos de crisis y recortes. Todo el mundo sufre las consecuencias de este tiempo. Aunque, no es esta, una carta para denunciar algo evidente, sino para denunciar una situación laboral discriminatoria que ocurre desde siempre.

La enfermería es un colectivo sensible a las necesidades y al cuidado de aquéllos que sufren. Y es paradójico que, los que venimos trabajando con dedicación y sacrificio, velando por la salud de los demás, durante años…, escuchando al paciente, comprendiendo su dolor, animándolo y buscando soluciones posibles entre todos los estamentos del servicio de salud, sintamos el desamparo, cuando el enfermo es uno mismo.

Soy enfermera desde 1996. Ese mismo año me diagnosticaron Esclerosis Múltiple. Tengo una Minusvalía del 33%. Siempre he podido trabajar con el turno rotatorio hasta el empeoramiento de la enfermedad que, supuso la prohibición, por parte del Servicio de Neurología y Medicina Preventiva de hacer noches.

Esta situación hizo que mis opciones de trabajar en Hospital, se redujeran drásticamente. A pesar de los intentos para resolver esta situación laboral, la respuesta fue siempre el silencio que, dura ya más de 5 años.

Así que, considero que al igual que en las Oposiciones hay un número de plazas reservadas para personas con minusvalías, en justicia, también debería haber plazas reservadas para estas personas en Contratación.

En estos momentos estoy sin trabajo. Dada mi posición en la lista, sé que estaría trabajando casi todo el año. Pero, claro, si estuviera sana, pues enfermeras, con bastante menor puntuación, han accedido a un puesto de trabajo. Las personas sin minusvalías optan tanto a las plazas de turno fijo a rotatorios.

En mi caso particular, sufro una clara desventaja con respecto a los sanos, dado que, sólo puedo trabajar en plazas de turno fijo. Y no existe mecanismo de compensación que permita reservar un porcentaje de plazas para minusválidos en contratación tal y como se hace en las oposiciones.

A pesar de los intentos por resolver esta injusticia, el silencio fue y es el denominador común, tanto por parte de los sindicatos como por la administración, abocándome a una situación de cruel indefensión que dura ya, muchos años.

Ojalá esta carta remueva y despierte las conciencias amodorradas de los responsables que no hacen nada y perpetúan esta situación, y, así se pueda subsanar esta injusticia.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·