Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guinda

Fernando Castelló, presidente de Reporteurs sans Frontières, que denuncia el sectarismo contra los discrepantes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La solicitud de los Verdes para que se procese a los obispos por cometer un supuesto delito de homofobia, ha sido criticada duramente por Reporteros sin fronteras.

La solicitud de los Verdes para que se procese a los obispos por cometer un supuesto delito de homofobia, tipificado en el Código Penal, tras la publicación del documento eclesiástico "Hombre y mujer los creó", dirigido a criticar el matrimonio entre personas del mismo sexo, se ha reabierto el debate sobre la libertad de expresión en la sociedad modernas. A esta discusión se ha sumado Fernando Castelló, presidente de Reporteros sin Fronteras, organización que defiende en el mundo la libertad de prensa. “Únicos límites, más estrictos que los genéricos –ha dicho Castelló-, son para RsF el llamamiento al asesinato, al racismo o a cualquier otra forma de discriminación. En la práctica, digámoslo claro, sólo la apelación al asesinato, individual o colectivo, es para nosotros un límite definido a la libertad de información y opinión. Las apologías del racismo o de cualquier otra forma de discriminación, siempre que no produzcan un efecto inmediato de causa a efecto delictivo, nos parecen lícitas, aunque estemos en desacuerdo con ellas. (...) La libertad de expresión carecería de sentido si sólo sirviera para expresar las ideas socialmente correctas”. Y concluye diciendo: “Que los Verdes, en sus bienpensantes ansias represivas anticlericales, recuerden aquello que proponían los jóvenes rebeldes en los muros de París un Mayo del 68: ‘Prohibido prohibir’. Y que nadie olvide la definición de la dictadura como un sistema en el que todo lo que no está prohibido es obligatorio”. Guinda a esta lúcida exposición.