Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guinda

A Joshua Bell y el Washington Post, que realizan un experimento revelador: el violinista tocó en el metro de la ciudad pero nadie se detuvo a escuchar

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Son gestos y actuaciones que sirven para poner en evidencia en qué mundo vivimos. El diario The Washigton Post decidió comprobar qué podría suceder si uno pone a tocar de incógnito a uno de los mejores violinistas del mundo en el metro de una gran ciudad, con su stradivarius ‘Gibson ex Huberman’, un instrumento también exclusivo. ¿El resultado? 43 minutos de interpretación para nada. Al menos así sucedió el pasado 12 de enero, viernes, en plena hora punta. Ese día, Joshua Bell se situó en el vestíbulo de la estación de L’Enfant e interpretó seis piezas magistrales de Bach y Schubert. Prácticamente nadie se detuvo a escuchar. De las 1.070 personas que pasaron por delante de Bell durante el tiempo que duró la prueba, solo siete se detuvieron a escuchar y la mayoría durante menos de un minuto. Un total de 27 personas echaron algo de dinero al sombrero, casi todos unos pocos centavos. En el Washington Post se han hecho preguntas como la siguiente: ¿Tenemos tiempo para la belleza? Guinda a una acción que abre un interesante debate sobre los modos de vida de la sociedad contemporánea.