Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guinda

A Santiago Carrillo, que reconoce el importante papel que jugó Adolfo Suárez en la legalización del Partido Comunista y en la democracia española

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ayer se celebró el trigésimo aniversario de la legalización del Partido Comunista de España (PCE), tras haberse mantenido en la clandestinidad durante las cuatro décadas que duró la dictadura franquista. En este día, el ex secretario general del PCE durante esos años, Santiago Carrillo, ha alabado la labor del ex presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, para la legalización del partido, allá por 1977. Un Suárez, ha dicho, que se jugó hasta la vida para conseguir la legalización del PCE pues “podían haberle asesinado elementos ultras que existían entonces”. Carrillo ha reconocido que “probablemente ningún político reformista de la época hubiera sido capaz de asumir el enorme riesgo que significaba legalizar al PCE, y eso marca la importancia que ha tenido Adolfo Suárez en la transición democrática española”. Estas declaraciones son un avance más en la democracia: reconocer el pluralismo de voces en unos tiempos convulsos como los que se vivieron en la transición democrática es un gesto que honra a Suárez y a Carrillo, dos enemigos irreconciliables y que llegaron a entenderse por el bien de la población española. Guinda a Santiago Carrillo por estas palabras que contradicen algunos hechos, no lejanos, en sentido diametralmente opuesto.