Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guinda

Unión Europea, que penalizará hasta con 600 euros el abusivo “overbooking” de las líneas aéreas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Este jueves entra en vigor el nuevo reglamento europeo que establece normas comunes para las compañías aéreas de la Unión Europea en materia de indemnización y asistencia a los pasajeros en caso de denegación de embarque, cancelación o gran retraso de un vuelo programado.

Este jueves entra en vigor el nuevo reglamento europeo que establece normas comunes para las compañías aéreas de la Unión Europea en materia de indemnización y asistencia a los pasajeros en caso de denegación de embarque, cancelación o gran retraso de un vuelo programado. Las compañías aéreas agrupadas en la IATA la han recurrido ante el Tribunal de Justicia porque consideran que los pagos, de hasta 600 euros, son muy elevados, mientras que las asociaciones de usuarios califican la reforma de insuficiente. Las indemnizaciones oscilarán entre 125 y 250 euros para los pasajeros afectados por "overbooking" en vuelos inferiores a 1.500 kilómetros, de 200 a 400 euros en vuelos intracomunitarios que no superen los 3.500 kilómetros de recorrido, y entre 300 y 600 euros para los viajes de mayor recorrido de 3.500 kilómetros. Esta última suma será concedida también a los usuarios que tengan que esperar más de cuatro horas por retraso. Además, el pasajero que no pueda embarcar por "overbooking" podrá optar por recibir el precio íntegro del billete en un plazo máximo de siete días, o retornar al punto de inicio del viaje si la cancelación se produce a mitad de camino además de ser reembolsado por el precio del viaje contratado en una semana natural. Igualmente podrá decidir finalizar el viaje ya iniciado en condiciones comparables y lo antes posible, o bien, concluir el trayecto final en la fecha elegida por el pasajero, dependiendo de las plazas disponibles. Bien por la defensa de los usuarios ante esta práctica abusiva de las compañías. Guinda al regulador.