Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guinda

A los periodistas económicos, que le recuerdan al señor Conthe que no se puede ser atolondrado y cargar contra el mensajero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) mostró este jueves su “sorpresa” y “pesar” por la descalificación global acerca de la profesionalidad de los periodistas formulada el miércoles por el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Manuel Conthe

La Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) mostró este jueves su “sorpresa” y “pesar” por la descalificación global acerca de la profesionalidad de los periodistas formulada el miércoles por el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Manuel Conthe, y destacó que esa sorpresa es mayor por el hecho de que "coincide con el reconocimiento de un error del propio Conthe, víctima de su locuacidad”. La APIE ha salido así al paso a la comparecencia de Conthe en la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso de los Diputados, en la que arremetió contra la prensa al considerar que lo reflejado por los medios de comunicación sobre su rueda de prensa del viernes pasado no se ajustó a los hechos. Conthe llegó incluso a asegurar que cometió una “ligera negligencia al no descontar” el “error” que cometerían los medios de comunicación, ya que “conociendo a la prensa” algún "listo" relacionaría su referencia a la forma de actuar en las "repúblicas bananeras" con el recurso presentado por Endesa. O sea, que el señor Conthe reconoce un error provocado por su excesiva locuacidad, pero rápidamente acude a refugiarse tras esa prensa “canalla” que todo lo tergiversa. La profesión periodística y la vida económica española se nutren de los ciudadanos que componen esta sociedad en que nos hayamos inmersos. Por lo tanto, en estos dos mundos conviven genios con necios, dignísimos trabajadores con chapuzas redomados, soberanos mediocres con inteligencias discretas pero bienintencionadas. Por eso es tan injusto descalificar a toda la clase periodística por un error personal, como arremeter contra el sector financiero de este país, así en general, tachándolo de frívolo, manipulador y cobarde. Como no vamos a caer en ese error, nos limitaremos simplemente a darle una guinda a la asociación de la prensa económica por salir en defensa de los injustamente agraviados.

·Publicidad·
·Publicidad·