Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guinda

A los padres de los sextillizos de Bollullos, que tras cambiar 54 pañales diarios siguen en la brecha pese al “olvido” gubernamental

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El día 5 de diciembre, hace 9 años, venían al mundo de una sola tacada los seis hijos de Miguel Angel Raposo y Rosario Clavijo, en Bollullos Par del Condado (Huelva), una noticia que conmocionó a la localidad y tuvo repercusión en toda España.

El día 5 de diciembre, hace 9 años, venían al mundo de una sola tacada los seis hijos de Miguel Angel Raposo y Rosario Clavijo, en Bollullos Par del Condado (Huelva), una noticia que conmocionó a la localidad y tuvo repercusión en toda España. Cuando los niños nacieron, la familia —que ya tenía una hija de dos años- comenzó a recibir ayudas estatales que se han ido perdiendo por el camino, y otros ofrecimientos y donativos de particulares y empresas que sí les siguen llegando. Rosario la madre, que se había sometido a un tratamiento de fertilidad, no dudo en ningún momento en seguir adelante con el embarazo cuando le dijeron que la criatura que venía eran en realidad seis y así, de la noche a la mañana, se vieron en la tesitura de cambiar 54 pañales al día, y vivir al ritmo de un hospital de campaña. Al cabo de nueve años, la vida no les ha dado mucha tregua y ya preparan las primeras comuniones que harán los cuatro niños y dos niñas en mayo, con lo que ello supone de gasto y de organización para que todo esté perfecto ese día. El sacrificio de estos padres, Rosario y Miguel Ángel —albañil del Ayuntamiento-, ha hecho posible sacar adelante una familia numerosa, inaudita en nuestros días, seguramente a costa de privarse de muchas comodidades y de no disponer de un minuto de tranquilidad. Muchos considerarán que se trata de una locura, pero supone un ejemplo de generosidad sin límites muy a tener en cuenta. Guinda a unos padres ejemplares.

·Publicidad·
·Publicidad·