Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guindilla

Al sectarismo del socialista Antonio Cosculluela, presidente de la Diputación de Huesca, otro digno representante de la extrema izquierda

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cosculluela acaba de prohibir el uso de una Sala de Conferencias. Los que querían hacer uso de esas instalaciones públicas son varios miembros del Foro el Salvador del que forman parte, entre otros, Gotzone Mora y Luis del Pino, bien significados por su lucha contra el terrorismo etarra y la investigación sobre los pormenores de los atentados del 11-M. Sin embargo, la Diputación de Huesca considera que su sala de conferencias no está para eso: ni para conferencias, ni presentaciones de libros. El que pretendía publicitar un libro es Luis Orella, de la Universidad San Pablo-CEU de Madrid, quien ha recopilado el trabajo de nueve historiadores y comunicadores sobre el terrorismo de ETA. ¿Qué puede haber llevado al presidente de la diputación a prohibir el uso de dicha sala salvo el interés de que no se escuche una sola voz crítica con la gestión del Gobierno en la supuesta negociación en la que nos encontramos? La Constitución reconoce el derecho a expresarse libremente, dentro de los cauces adecuados, y el Estado está para favorecer la libre expresión de unos y otros. ¿O estamos todavía en la época franquista que tanto denosta la izquierda? La progresía se rasgó las vestiduras cuando el Ayuntamiento de Madrid retiró su apoyo a la obra de Pepe Rubianes. En ese caso se trataba de uan persona que había insultado gravemente a España. En el caso que nos ocupa se trata simplemente de discrepantes, que jamás han faltado a nadie al respeto. Guindilla a la intolerancia del presidente de la Diputación, que pone en evidencia cómo en este país hay una extrema izquierda, bien abonada al sectarismo radical, que se queda sin argumentos para denunciar nada.